Eran Kolirin reconcilia a árabes y judíos

En "La banda nos visita" hay una oportunidad para sonreír y creer y creer en el amor y la paz mundial
Fotograma de "La banda nos visita"
Fotograma de "La banda nos visita"
Archivo

Esta extraordinaria película israelí del debutante Eran Kolirin –que consiguió los premios al mejor actor (Sasson Gabai) y al descubrimiento del año en los galardones del Cine Europeo, y los entorchados al director novel y al mejor guión en la Seminci de Valladolid– ha ido dejando ojos y oídos enamorados allá donde se ha proyectado.

La banda nos visita es una historia sencilla y tierna que disecciona el amor no consumado entre la bella dueña de un bar en un pueblo perdido de Israel y el director de una banda militar de música egipcia. Dicha agrupación llega allí, confundida por las grafías hebreas de las poblaciones, sin posibilidad momentánea de acercarse a donde deben dar un concierto. Son los diálogos mercuriales que se entablan entre la mujer que organiza la acogida en la localidad y el hombre hospedado en su casa, casi sin el esperado rozamiento de epidermis entre dos cuerpos y dos mentes que se atraen, los que guían un conjunto de imágenes y relaciones entre árabes y judíos tan estimulante como poético.

Queremos que los protagonistas continúen hablando hasta que las estrellas se confundan con el sol, hasta que sea posible amar sin ser infiel, que es lo que le pasa al maduro músico, imposibilitado de engañar a su esposa ausente frente a la libertad insospechada, infinita, de esta mujer que aguanta a unos parroquianos patéticos y entrañables.

El entendimiento imposible

Kolirin, también autor del guión, retrata con pasión y alegría un microcosmos, quizá imposible, de árabes y judíos conviviendo y encontrando muchos más motivos para darse palmadas en la espalda que garrotazos en los riñones. Logra el cineasta que no perdamos la sonrisa y el interés ni un solo momento en este filme, que entronca a las mil maravillas con una categoría de cintas bonitas y profundas llevada a su máxima expresión por Billy Wilder en El apartamento y que asimismo encontramos en la reciente Caramel.

La banda nos visita viene a traernos la belleza que todos los días necesitamos, las caricias que anhelamos, la nostalgia de lo que no pudo ser. Si el lector que nos sigue ha sentido alguna vez todo esto, no debe dudar de que ésta es su película.

Israel-Francia, 2007 / 90 minutos / Dirección: Eran Kolirin / Intérpretes: Sasson Gabai, Ronit Elkabetz / Estreno previsto: 11 de abril

Mostrar comentarios

Códigos Descuento