Dos 'looks', 10.000 euros: todos los detalles de la puesta de largo de Victoria Federica

Victoria Federica, durante sus actos en la Feria de Abril.
Victoria Federica, durante sus actos en la Feria de Abril.
GTRES

En apenas cuatro meses (septiembre) cumplirá 19 años y Victoria Federica ya sabe lo que es representar a la Casa del Rey en un acto oficial: como madrina de honor en la XXXIV Exhibición de Enganches, dentro de los festejos en la Maestranza de Sevilla por su actual Feria de Abril.

La hija de la Infanta y Jaime de Marichalar, que estuvieron presentes pero por separado, tiene una larga relación con la capital andaluza. No por nada en su catedral fue donde sus padres se casaron el 18 de marzo de 1995.

Por esa íntima unión con la ciudad no quería defraudar y en los dos actos a los que había de acudir (amén de la exhibición propiamente dicha, tuvo una cena en el Museo de Carruajes de la capital hispalense el viernes anterior) resolvió lucir dos looks diferentes pero muy acordes que han encantado y que hacen entrever que en asuntos protocolarios la sobrina de Felipe VI está sobradamente preparada.

Tal y como ha analizado Vanitatis, Victoria Federica quiere representar fielmente, a la manera de su madre, las costumbres monárquicas, y por ello se lanzó al ruedo, figuradamente, con dos estilos que rondaron, conjuntamente, los 10.000 euros.

Para el primero, que podía ser tomado como un  mero trámite al ser una cena en el Museo de Carruajes, se decantó por un vestido de seda rojo granate con escote de pico bajo y mangas largas diseñado por Vicky Martín Berrocal. El toque, además, para sofisticarlo, es el delantero nudo central para realzar la figura. El coste, 555 euros.

Para complementarlo, unos grandes pendientes dorados de Casilda Finat (25 €), un bolso Chanel (una pieza de coleccionista que cuesta 4.800 € y que es uno de sus complementos preferidos) y unas sandalias burdeos de Prada de 680 euros. En total, contando el vestido, la noche salió por unos 6.070 euros.

El día más especial

Sin embargo, fue el domingo en la Maestranza cuando deslumbró a los allí presentes, incluidos sus padres, con un vestido, también de seda, pero de color mostaza y hecho a medida por el diseñador Enrique Rodríguez Hidalgo, mismo taller desde donde salió la peina que sujetaba la mantilla beis, color de las mujeres, como ella, soltera.

Lo complementó Victoria Federica con sendos artículos de una tienda de anticuarios (Antigüedades Bastilippo, en el centro de la urbe) que no podían sino embellecer el resultado castizo y tradicional de su look: un mantón de manila y un abanico. Ambs son piezas cuyo valor de mercado varía, por lo que es casi incalculable.

Además, los pendientes, un diseño de coral mediterránea de la tienda de Lourdes Montes (MiAbril), podrían costar unos 1.000 euros ambas piezas. Y para rematar, unos Manolo Blahnik rojos que compró junto a su padre y que tienen reminiscencias goyescas (sobre todo por el adorno con borlas de colores) y que rondan los 800 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento