Miumenta
Imagen de la localidad lucense de Muimenta. GOOGLE STREET VIEW

La Guardia Civil investiga la muerte, en extrañas circunstancias, de una niña de 7 años en su domicilio en Muimenta, en el municipio de Cospeito, Lugo, donde vivía con su madre y su abuela, informa La Voz de Galicia.

Los hechos ocurrieron el viernes por la mañana, cuando la abuela avisó a emergencias de que su nieta había muerto. Cuando llegaron los sanitarios, la niña estaba aún con vida, en la cama, pero finalmente falleció. Al no tener signos de violencia, se pensó primero en una muerte natural, aunque la menor no tenía ninguna enfermedad.

Según La Voz de Galicia, esa noche la niña durmió con la madre, algo excepcional, y de hecho fue la madre la que avisó a la abuela de lo que había pasado. Tras confirmarse la muerte de la menor, la madre fue ingresada en el Hospital de Lugo con una crisis nerviosa, y en estado de shock.

La juez ha decretado secreto de sumario, pero según La Voz de Galicia, los padres de la niña estaban separados y el progenitor vivía en A Coruña, mientras que la menor vivía en Muimenta con su madre y abuela. Al parecer, la madre era muy sobreprectora con su hija. La Guardia Civil encontró en la casa pastillas que la madre tomaba para tratar unos trastornos psicológicos que sufría. En concreto, según el rotativo gallego, tenía sentimientos de inseguridad y persecución.

Además de las pastillas, se halló en un recipiente una sustancia de color negruzco, similar al café o a un refresco de cola, que se está analizando y que podría ser un cóctel de pastillas. La madre dijo desconocer si su hija había podido consumir esa sustancia.

Cuenta también La Voz de Galicia que al conocer los hechos y personarse en la casa, el padre de la víctima preguntó a la madre "¿Qué has hecho con mi hija?".

Consulta aquí más noticias de Lugo.