El agente, que fue detenido este jueves, pasó este viernes a disposición del Juzgado número 3 de Santiago, que decretó las mencionadas medidas cautelares, tal y como han informado fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).

El agente fue detenido por supuestamente pedir 'mordidas' a cambio de informar favorablemente a los técnicos municipales en trámites de concesión de licencias urbanísticas.

Fue el propio alcalde, Martiño Noriega, quien ordenó abrir diligencias internas en el Consistorio tras recibir información de una funcionaria municipal sobre la existencia de una "grabación" de un vecino al que, supuestamente, se le habían pedido mil euros para informar favorablemente de una licencia urbanística.

ACTUÓ DE FORMA SERIA Y REGLADA

Este mismo viernes, preguntado al respecto, Noriega ha destacado que el Ayuntamiento actuó "de forma seria y reglada" en el caso del policía local. Desde que tuvo conocimiento, pidió al jefe de este cuerpo de seguridad para que apartase al trabajador del área urbanística, donde desarrollaba su trabajo desde hace 16 años.

"Lo que hicimos fue actuar con tolerancia cero contra este tipo de hechos y, ahora, lo que estamos es a disposición de la justicia para cualquier colaboración", ha señalado para informar de que las autoridades registraron también el lugar en el que este trabajador desempeñó sus funciones en materia de urbanismo.

Según ha considerado Martiño Noriega, "en este tipo de cuestiones no puede haber una mínima complicidad ni amparo" y se debe "actuar contundentemente". "Creo que se actuó de forma seria, reglada, incluso el expediente reservado fue impecable", ha incidido.

Por último, ha aprovechado para enmarcar la actuación de este agente en una acción "individual" y ha defendido la prestación de los servicios públicos y la "profesionalidad" de la Policía Local.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.