Albert Rivera
Albert Rivera, en un desayuno informativo. EFE

El líder de Ciudadanos y candidato a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, ha afirmado este viernes que su partido puede conseguir más diputados que el PP en las elecciones generales del próximo domingo y que la posibilidad de formar una mayoría para echar a Pedro Sánchez de la Moncloa va a depender de unos pocos escaños.

En una entrevista en la cadena Cope, Rivera ha indicado que los trackings electorales muestran una tendencia "muy positiva" de Ciudadanos, que estaría en "un empate técnico" con el PP e incluso "pudiendo superar en escaños al PP".

Esos sondeos revelan también, según el líder de la formación naranja, que es posible una mayoría parlamentaria que envíe a la oposición al presidente del Gobierno y candidato socialista y permita la formación de "un Gobierno constitucionalista entre PP y Cs".

"Vamos a luchar hasta el último minuto porque va a depender de dos o tres escaños", ha asegurado, añadiendo que esta semana el PSOE está perdiendo puntos en las encuestas.

Concentrar el voto en Ciudadanos

En cuanto al apoyo que pueda conseguir Vox en las urnas, cree que el funcionamiento de la ley electoral puede perjudicarlo en muchas provincias. Tras recalcar que no se puede quedar "ni un escaño en la basura", ha animado a los electores a "concentrar el voto en Ciudadanos para poder formar ese bloque" contrario al PSOE.

"Llamo a la movilización de todos los españoles que queremos echar a Sánchez", que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra "no mande sobre todos los españoles" y que "Podemos no lleve la economía del país", ha manifestado.

El presidente de Cs ha vuelto a rechazar un pacto con Sánchez argumentando que defienden proyectos "antagónicos", ya que él quiere que "se aplique la Constitución en todos los lugares de España", y el candidato del PSOE "pacta" con partidos independentistas y nacionalistas y con Podemos.

A su juicio, "el sanchismo ha destrozado la identidad de un partido que era constitucionalista" y que ahora es una formación "a imagen y semejanza" de Sánchez. "Es un personaje nocivo" para el Gobierno de España y por eso "es una emergencia nacional enviarlo a la oposición", ha añadido.