Ellen DeGeneres y Leonardo DiCaprio
Ellen DeGeneres y Leonardo DiCaprio son dos de los 'house flippers' más aventajados de Hollywood. ARCHIVO

Las fortunas millonarias de Hollywood siempre encuentra algo con lo que 'entretener' a sus dólares. El mundo inmobiliario es uno de sus terrenos preferidos y en este se mueven ahora varias estrellas del cine y la televisión a través de una tendencia conocida como House Flipping, un término que hemos empezado a escuchar este 2019 de la mano de medio como el Wall Street Journal.

El caso es que en las últimas semanas se ha sabido que caras conocidas como Adam Levine, Ellen DeGeneres o Leonardo DiCaprio se han convertido en 'house flippers' aventajados. ¿En qué consiste esto? Muy sencillo, en comprar casas que cuestan millones para reformarlas y venderlas en poco tiempo y obtener, así, unos pocos beneficios rápidos.

DiCaprio lo ha hecho con un estudio y una mansión en Malibú y Adam Levine y su esposa Behati Prinsloo con su mansión apenas un año después de comprarla (les costó 31 millones y la han vendido por 42).

Otros son Diane Keaton, quien se ha especializado en renovar casas y publicar libros sobre decoración y arquitectura, embolsándose varios millones por ello. También Jeremy Renner, que ha comprado y reformado para vender hasta 20 casas en 15 años. Dentro de esta moda también encontramos al rapero Jeremy Renner (Vanilla Ice) quien logró incrementar el precio de una propiedad en 1,5 millones de dólares colocando una infinity pool con losetas que brillan en la oscuridad y un jacuzzi para 25 personas.

Por último, destacar a Ellen DeGeneres y su esposa, Portia de Rossi, quienes llevan ya vendidas una docena de mansiones en las últimas dos décadas, entre ellas la que vendieron por 30 millones al CEO de Netflix, Ted Sarandos.