Ante el Castillo de Olite, impulsado durante el reinado de Carlos III 'El Noble', y acompañado por la también candidata Ruth Goñi, Catalán ha criticado que "el cuatripartito independentista que gobierna Navarra desprecia la voluntad mayoritaria del pueblo navarro que sigue defendiendo Navarra como una comunidad diferencia, con instituciones propias e integrada en la nación española".

"Pero por mucho que le moleste, irrite o le disguste al independentismo, Navarra es Navarra. Navarra no es Euskadi. Y Navarra es España y es Europa", ha remarcado.

En su opinión, "el autogobierno se pone en riesgo cuando se utiliza como un instrumento de enfrentamiento político con el resto de España, anteponiendo con absoluta deslealtad los intereses del nacionalismo vasco a las necesidades de los navarros y a la estabilidad de sus instituciones".

Según Catalán, "los dirigentes nacionalistas vascos son incapaces de comprender que los navarros somos gente de palabra y que la esencia propia del Fuero es el pacto, el acuerdo con el resto de España".

Por otra parte, ha afirmado también que "los navarros tenemos muy claro cuáles son nuestros símbolos, la bandera de Navarra, la de España y la de Europa" y ha exigido a Barkos y "al resto de independentistas" que "dejen de menospreciar nuestra bandera".

"La bandera de Navarra no es la ikurriña y las administraciones públicas tienen la responsabilidad y obligación de defender nuestra enseña y respetarla. Basta ya de tanto sectarismo e imposición", ha reclamado.

Para concluir, el candidato a la Cámara Alta ha considerado que "el mayor problema de los países democráticos es la existencia de independentismos porque son excluyentes y fanáticos, y porque con base en un territorio, unos símbolos y una lengua quieren proclamar el pensamiento único y la exclusión".

Por su parte, Ruth Goñi ha incidido en que "Navarra Suma, y los partidos que la integran, apoyan sin fisuras el régimen foral y el autogobierno de Navarra". "Estas son las elecciones del 'ser' porque el 28A decidiremos qué España queremos ser y el 26M qué Navarra somos", ha manifestado.

Según la candidata al Senado, "solo hay dos opciones, una España constitucionalista que mira con ilusión el futuro o una España gobernada por aquellos quieren romperla; una Navarra foral, leal a España y europea o una Navarra gobernada por el nacionalismo vasco y encaminada a la disolución en el Euskadi".

"Nosotros lo tenemos claro, apostamos por la Constitución, por la foralidad y por la lealtad al proyecto de país que presentamos, una España de ciudadanos libres e iguales", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Navarra.