Las provincias que estarán bajo aviso amarillo (riesgo) son: Huesca, Toledo, Ávila, Salamanca, Lleida y Cáceres, por lluvias; y Huesca, Guadalajara, Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora, Lleida, Madrid y La Rioja, por nieve.

Además, el viento pondrá en aviso a Córdoba, Huelva, Sevilla, Huesca, Cantabria, Albacete, Ciudad Real, Guadalajara, Toledo, Ávila, Burgos, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora, Girona, Lleida, Navarra, Badajoz, Cáceres, A Coruña, Lugo, Ourense, Pontevedra, La Rioja, Álava y Asturias; y en Almería, A Coruña, Lugo, Pontevedra, Ibiza y Formentera y Mallorca se han decretado avisos por fenómenos costeros.

Durante la jornada, un nuevo frente atlántico dejará los cielos nubosos o cubiertos con lluvias y chubascos en buena parte de la vertiente atlántica, Cantábrico occidental y área pirenaica.

Las lluvias podrán ser localmente fuertes, persistentes y con tormentas en el extremo oeste de Galicia y entorno del oeste del Sistema Central y de Pirineos centrales. No se descarta que en zonas del norte de Extremadura y Comunidad de Madrid también puedan tener cierta intensidad.

En Baleares, se esperan algunos chubascos a primeras horas del día, mientras que en el resto del país, habrá intervalos nubosos sin precipitaciones o con baja probabilidad de lluvia.

La Aemet estima que la cota de nieve en la Península será este miércoles de 900 a 1.100 metros en la cordillera Cantábrica occidental, subiendo a los 1.400 y 1.600 metros y bajando de nuevo al final del día a los 1.000 y 1.200 metros. En Pirineos y zona Centro, estará en torno a los 1.000 y 1.300 metros subiendo a 1.600 y 1.800.

Las temperaturas diurnas descenderán en el tercio nordeste peninsular y Baleares. En el resto, se aprecian pocos cambios o bien subirán. Igualmente, las nocturnas experimentarán un descenso, en el tercio oriental.

Por último, el miércoles dejará vientos del sur y suroeste en la Península y Baleares. Serán fuertes en el litoral gallego, y con intervalos de fuertes y rachas muy fuertes en amplias zonas de la Península y Baleares, especialmente en los litorales y zonas de montaña. Por su parte, en Canarias el viento será de componente norte.