ACRA   Un antiguo silo de cereal, un lugar donde hospedarse en Bello
ACRA Un antiguo silo de cereal, un lugar donde hospedarse en Bello HOTEL EL MIRADOR DEL SILO

En declaraciones a Europa Press, su propietario, Miguel Ángel Ayuso, ha explicado que, junto a su mujer, adquirieron en 2015 este edificio al Gobierno de Aragón, mediante subasta pública, y "ahora estamos trabajando cada día un poco más" y "va a mejor" aunque, como en todos los inicios, "cuesta" emprender.

El edificio era un antiguo silo de cereal y "estaba intacto, no tenía grietas ni nada, pero tuvimos que abrir los huecos de puertas y ventanas", un trabajo que "costó, porque es una edificación súper fuerte". La rehabilitación se realizó "en cinco o seis meses" y el hotel, el Mirador del Silo, se inauguró el 31 de julio de 2015.

En las instalaciones, con una capacidad para 64 plazas en total, hay habitaciones individuales, dobles y con literas. Ofrecen servicio de bar restaurante y también de alquiler de bicis, dando a conocer las rutas senderistas. "El plato fuerte es la temporada de grullas, desde finales de octubre a primeros de marzo -en la laguna de Gallocanta-, es cuando más solicitado está el hotel y más gente viene", ha manifestado. El edificio tiene en lo alto un pequeño observatorio astronómico con un telescopio para la observación de estas aves.

Gracias a estos dos emprendedores se han creado cinco puestos de trabajo en el municipio, si bien "el problema es que es muy difícil conseguir personas para trabajar, lo hemos pasado fatal por falta de personal", ha asegurado, al indicar que uno de sus trabajadores ha llegado de Madrid y ahora vive en Bello, otro es de Calamocha y los demás de Zaragoza.

Estos emprendedores decidieron asentar su negocio en Bello porque es la localidad de su mujer. "Antes veníamos a ver a los padres de mi mujer y estando por aquí se nos ocurrió la idea", ha comentado, al explicar que residen a caballo entre Bello y Zaragoza, donde regentan otro negocio.

EMPEZAR DE CERO

Como inconvenientes de residir y trabajar en una zona despoblada, Ayuso ha insistido en que "es muy difícil tener personal en el medio rural, gente en edad de trabajar", dado que la mayoría de los vecinos son agricultores o jubilados, pero "juventud no hay", ha lamentado.

"Todo lo demás son ventajas", aunque regentar un hotel ha sido una nueva experiencia para el matrimonio. "Hemos tenido que empezar de cero y ahora se lo duro que es", ya que conlleva trabajar "una media de 14 o 16 horas todos los días".

En su caso, al llegar a Bello les ofrecieron desde las administraciones "ayudas de un 20 o 25 por ciento de la inversión, pero es mentira. Se hicieron la foto y luego todo el mundo desaparece, nadie sabe nada". Finalmente recibieron un 11 por ciento de esos fondos, ha advertido, para criticar también la "excesiva burocracia" que puede llevar a un emprendedor a "aborrecerse y desistir".

Consulta aquí más noticias de Teruel.