Semana Santa Valladolid
El Cristo de la Luz sale del Palacio de Santa Cruz en Valladolid. Nacho Gallego / EFE

La lluvia, granizo y rachas de viento que afectaron este jueves a casi toda España impidieron la salida de varias procesiones en ciudades como Sevilla, Cuenca, Valladolid y Murcia. Las cofradías siguen atentas a los cielos para decidir sobre los recorridos de este Viernes Santo, pues la previsión era que las precipitaciones sigan.

Sevilla

En Sevilla, la intensa lluvia y el granizo que hcayó intermitentemente desde pasadas las tres de la tarde impidió la salida en procesión de las primeras cuatro cofradías del Jueves Santo y hcausó más de cien incidencias en la ciudad.

Según informó el Ayuntamiento de Sevilla, hasta las seis de la tarde se habían contabilizado más de un centenar de incidencias y se habían cerrado medio centenar de calles debido a las fuertes lluvias y al granizo.

Las juntas de gobierno de Los Negritos, Las Cigarreras, La Exaltación y Montesión decidieron no sacar sus imágenes a la calles y suspender sus estaciones de penitencias. Sí salieron las que lo hacían más tarde: El Valle, Pasión y La Quinta Angustia.

Valladolid

La intermitente lluvia presente durante la tarde de este Jueves Santo en Valladolid hobligó a suspender cuatro de las cinco procesiones previstas hasta las 20.30 horas de la tarde. Tan solo salió la procesión de la Amargura de Cristo aunque únicamente con la participación de tres cofradías —Oración del Huerto, Resucitado y El Descendimiento— ante la decisión de no procesionar de la Orden Seglar 'Cruz Desnuda' y la Exaltación de la Cruz.

Sin embargo el tiempo sí respetó la procesión del Santísimo Cristo de la Luz celebrada en la mañana de este Jueves Santo en Valladolid, y que congregó a cientos de personas a pesar de que la organización se vio obligada a acortar el recorrido por la amenaza de lluvia y a devolver la imagen del El Santísimo Cristo de la Luz, talla del imaginero Gregorio Fernández (1630), cubierta por plásticos al Palacio de Santa Cruz.

Por el contrario las inclemencias meteorológicas obligaron a suspender la procesión de la Penitencia y Caridad con el paso del Santísimo Cristo de la Preciosísima Sangre' y, finalmente, fue sustituida por un Via Crucis en el interior de la Iglesia de Santa María La Antigua.

Tampoco se celebró la procesión de 'La Sagrada Cena' que estaba prevista a las 19.00 horas y su cofradía titular decidió celebrar un acto con niños al verse obligada a suspender el acto procesional. En esta procesión estaba prevista la presencia de los pasos de Jesús de la Esperanza y La Sagrada Cena, ambos de Juan Guraya Urrutia realizados en 1946 y 1958, con salida desde la iglesia de San Pedro Apóstol, en Real de Burgos.

Lo mismo ocurrió con la Procesión de Oración y Sacrificio de la Sagrada Pasión prevista para las 20.00 horas desde la iglesia del real Monasterio de San Quirce y Santa Julita de Valladolid. En este acto estaba previsto que salieran los pasos de Nuestro Padre Jesús Flagelado, atribuido a Antonio de Ribera o Francisco Díez; Nuestro Padre Jesús con la Cruz a Cuestas, anónimo del siglo XVII; el Santísimo Cristo del Perdón, de Bernardo del Rincón (1656) y El Santo Cristo del Calvario, anónimo castellano del XVII.

Por último, también se ha canceló la Procesión del Santísimo Cristo Despojado, Cristo del Camino del Calvario y Nuestra Señora de la Amargura prevista para las 20.30 horas de este Jueves Santo y que estaba previsto que se iniciara en la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol.

Murcia

La solemne procesión de la Soledad, que la Archicofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo saca a la calle el Jueves Santo en Murcia, fue suspendida por el mal tiempo, según confirmó el Cabildo Superior de Cofradías en su cuenta de Twitter.

En esta segunda procesión sus cofrades cambian el color rojo tradicional de 'Los Coloraos' por el negro del luto. Así, unos 300 nazarenos vestidos con túnica negra ribeteada con un contorno rojo tenían previsto salir a las 18.30 horas de la iglesia Nuestra Señora del Carmen cortejando sus tres pasos: Cristo de la Redención (Antonio Jesús Yuste Navarro, de 2017), Cristo del Amor en la Conversión del Buen Ladrón, de José Hernández Navarro, 2011; y Nuestra Señora de la Soledad del Calvario, de Antonio Campillo Párraga, de 1985.

Este cortejo penitencial pertenece a la Real, Muy Ilustre, Venerable y Antiquísima Archicofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo. Es esta entidad nazarena la única en la capital murciana que saca dos procesiones a la calle, y además, bien distintas. Si la primera, la más multitudinaria y popular, fue en Miércoles Santo, la segunda, más pequeña e íntima, sale en la noche del jueves.

Cuenca

Las lluvias generalizadas en Cuenca y la previsión de precipitaciones intensas en las próximas horas obligaron a suspender la única de las procesiones del Jueves Santo en la ciudad, cuya Semana Santa está declarada de Interés Turístico Internacional.

La Junta de Cofradías de la Semana Santa de Cuenca informó en su perfil de la red social Twitter de que se había suspendido la Procesión de Paz y Caridad, que debía salir a las 16:00 horas, ante la previsión de lluvias intensas para las próximas horas por parte de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Se trata del único desfile procesional del Jueves Santo en Cuenca, cuyas procesiones se caracterizan por tener una larga duración y por discurrir en buena parte por el casco histórico de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Por su parte, la Archicofradía de Paz y Caridad, que organiza el desfile procesional, expresó también en sus redes sociales su pesar por haber tenido que adoptar esta decisión, que ha venido motivada porque la meteorología "no da tregua".

Granada

Las tres vírgenes del Albaicín, barrio donde habitaron los últimos moriscos del Reino de Granada, no efectuaron su salida en un Jueves Santo marcado por el mal tiempo e incluso el granizo que cayó este jueves por la tarde en la capital granadina. En este día, en el que la mayoría de hermandades sale de iglesias que conservan la planta de las mezquitas sobre las que se construyeron, se produce una fusión religiosa con el lugar por el que deben discurrir los pasos por las estrechas y empinadas calles del Albaicín, Patrimonio de la Humanidad.

La Concha, nombre con el que se conoce a la primera cofradía del día por su vinculación al Monasterio de la Concepción y su titular mariana, decidió a las 16.45 suspender su estación de penitencia, cuya salida se produce con la Alhambra como testigo de excepción y junto al río Darro.

También suspendió su salida la hermandad de Los Salesianos, prevista igualmente a las 16.45 desde el populoso barrio del Zaidín, ante la lejanía de la cofradía con el centro donde está instalada la Carrera Oficial.

Pendiente del cielo estaban las otras dos hermandades que salían desde el Albaicín, entre ellas la Aurora, una de las vírgenes más veneradas y que destaca por la dificultosa orografía de su recorrido, incluyendo en el los Grifos de San José, una calle en forma de 'zig-zag' que los costaleros deben sortear con mucha precisión.

Esta hermandad suspendió su salida justo en el momento en que una fuerte granizada caía sobre la capital, algo que también hizo la Estrella, que desde San Cristóbal, uno de los puntos más altos de Granada, debía iniciar su discurrir protagonizando una de las salidas más complejas de la Semana Santa granadina por el tamaño del paso en comparación con el dintel de salida del templo.

En el Jueves Santo de Granada destaca también una de las citas más sobrecogedoras de la pasión como es la salida del Cristo de la Misericordia, que en la media noche debe su discurrir en silencio desde la Carrera del Darro, junto al río del mismo nombre y a los pies de la Alhambra, y con las luces apagadas y solo con el sonido de un tambor ronco como único acompañamiento musical.

La Rioja

La lluvia obligó este Jueves Santo a suspender la procesión de los "Picaos" de San Vicente de la Sonsierra y los disciplinantes realizaron su penitencia dentro de la Iglesia de Santa María, ante numeroso público que ha abarrotado el templo.

La lluvia cayó sobre esta villa riojana durante toda la jornada de forma intermitente, por lo que la Cofradía de la Santa Vera Cruz de los Disciplinantes, que conserva esta forma de penitencia desde antes del siglo XVI, ha trasladado al templo este rito ancestral, consistente en la autoflagelación de la espalda del disciplinante "picao" hasta brotar la sangre.

Según explicó a Efe el portavoz de la Cofradía, José Ramón Eguíluz, la procesión se suspendió por la seguridad de las imágenes y del disciplinante, ya que la madeja con la que se autoflagela, al ser de algodón —de un peso entre 750 y 850 gramos—, se queda apelmazada con el agua y "la penitencia es muy dura".