Así lo ha decidido el magistrado en el juicio rápido que se ha celebrado este jueves, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que puntualizan que el joven que sacó medio cuerpo para filmar las imágenes tendrá que responder ante la justicia administrativamente, lo que le podría conllevar una multa, si bien su acción no está considerada como delito.

El juicio se ha desarrollado después de que la Guardia Civil denunciara los hechos tras hacerse viral el vídeo en las redes sociales, motivo por el que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil comenzó las gestiones policiales oportunas para localizar a los ocupantes del mismo por un delito contra la seguridad vial.

Finalmente, los agentes comprobaron que el vídeo fue grabado a las 16.50 horas del pasado 15 de abril, pudiéndose identificar a los cuatro ocupantes del coche el día 17 cuando se disponían a repostar el vehículo que conducían en ese momento, que no era el utilizado el día del vídeo, ya que fue cambiado en la oficina de rent a car el 16 de abril.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.