Cuando se comete un crimen la dificultad de encontrar al responsable reside en que podría ser cualquiera y en que podría estar en cualquier parte. Pero en la serie Alta Mar, la nueva producción de Netflix, el asesino no puede andar lejos. Porque esta ficción de misterio y drama, de próximo estreno, se ambienta en un crucero transoceánico en los años 40.

El Bárbara de Braganza, que así se llama el barco, cubre la ruta de Vigo a Río de Janeiro y de ahí a Buenos Aires. Un recorrido ficticio que tarda en hacer los 15 días que sus pasajeros tendrán para saber cuál de ellos es el responsable de la muerte de una joven.

Entre esos personajes embarcados está el modelo y actor Jon Kortajarena, que interpreta al oficial Nicolás Salas. "Es un joven de origen humilde", explica el propio Kortajarea, al que, como a todos los personajes, "la situación que ocurre en el barco le pone en situaciones que jamás había pensado que iba a vivir".

Alta Mar es la cuarta producción original española de Netflix (tras Las chicas del cable, Élite y Paquita Salas) y en ella también trabajan José Sacristán (Velvet, Tiempos de guerra), Eloy Azorín, (Apaches, La que se avecina, Gran Hotel), Félix Gómez (Ella es tu padre, Carlos Rey Emperador), Tamar Novas (Elisa y Marcela, Fariña) e Ivana Baquero, entre otros.

Baquero entiende los paralelismos con la película Titanic son inevitables. "Es la misma época, sólo un poco más tarde que el Titanic. Hay momentos que recuerdan a esa época y esa estética", explica, aunque, como apunta Kortajarena "yo pensaba que iba a haber mucho más de Rose y Jack, pero para nada, el director [Carlos Sedes ] les ha dado una vuelta de tuerca, los ha actualizado y no se entra en los clichés".

Esta ficción se inspira en los años 40, pero sin ánimo de ser rigurosa con lo histórico, por ejemplo, en lo que a vestuario se refiere no se busca "que sea algo historicista ni realista, sí que sea de la época de los 40, pero de esa época nos quedamos con lo que nos interesa y luego le damos una vuelta de tuerca a cada personaje", explica Helena Sanchís, directora de vestuario. Ella y su equipo han llegado a vestir a 180 extras en una sola jornada, con vestimenta de la época. Las piezas se han creado exprofeso, alquilado a almacenes especializados como los de Cornejo e incluso se han traído de algunos coleccionistas de Londres.

El plató de la serie está situado en los estudios El Álamo, en la localidad madrileña homónima. Se han recreado la primera clase, con maderas nobles y recreaciones de pan de oro y alabastro y con todo lujo y la tercera clase, mucho más modesta. Los detalles son importantes, por ejemplo "hay una recepción en la que hay relojes que están en hora y que se van cambiando en función de la hora que represente la escena", explica Regina Acuña, decoradora de la serie.

También hay un puente de mando cuyas piezas se han traído de Inglaterra, "de distintos anticuarios, como el montante, el timón o los telégrafos de mando, que son originales de la época", explica la decoradora, que recuerda que para recrear los remaches del casco hicieron falta miles y miles de chinchetas de caucho.

Como detalle, cabe destacar un enorme mapa en una de las paredes del barco, que es una copia de uno similar que tenía a bordo el mítico Queen Mary, pero adaptado al Bárbara de Braganza y su travesía. Los exteriores se hacen con una infografía en 3D aunque también hay construida una sección de la cubierta exterior del barco donde se han rodado espectaculares escenas de tormenta. Además, la tecnología permite recrear las vistas del mar, del horizonte y del movimiento del barco a través de las ventanas y ojos de buey.

Los camarotes son también versátiles, además de grandes, pues pueden ocupar cerca de 40 mt2. Un mismo camarote puede representar hasta 10 espacios diferentes y en un sólo día han reproducido en un mismo camarote tres cabinas diferentes, cambiando todos los efectos del interior.
Sobre la trama, que incluye romances, misterio y drama, el veterano José Sacristán cuenta que "la intriga está muy bien armada y el desarrollo prenderá la atención en el espectador". "Es una serie de aventuras que puede conectar con mucha gente y muchas culturas diferentes, porque aquí hay algo que es universal", añade Kortajarena.

Quién es quién

  • Jon Kortajarena: "Nicolás es el primer oficial del Bárbara de Braganza y viene de una familia humilde. Él era un pillo que un día siendo niño le roba el reloj al capitán, que le pilla y le obliga a ir a la escuela naval y a embarcarse con él".
  • Ivana Baquero: "Interpreto el personaje de Eva Villanueva, una escritora que viaja con Carolina, su hermana, que interpreta Alejandra Onieva, en su viaje transatlántico, en el que se embarcan por unas circunstancias trágicas de su vida".
  • Alejandra Onieva: "Soy Carolina, la hermana mayor de Eva, el personaje de Ivana Baquero. Carolina decide dejar la empresa familiar para volcarse en su vida con Fernando, que es el dueño de barco".
  • Eloy Azorín: "Soy Fernando Fábregas, un empresario con mucho dinero que ha invertido en este barco y que ha concertado el matrimonio de su hermana para poder hacer esta travesía. Eso hace que su prometida a veces pase a segundo plano".