Producción textil
Fabricación de telas. GTRES

El Consejo Intertextil Español (CIE) ha trasladado a la Secretaría de Estado de Comercio y a la Comisión Europea (CE) su preocupación ante la actual negociación de las reglas de origen en la Convención Paneuromediterranea, cuyos acuerdos están a punto de cerrarse tras de casi una década de negociaciones.

La patronal textil española, junto a Euratex (su homóloga europea) y otras organizaciones, ha pedido a la UE que defienda a la industria modernizando las reglas de origen y evitando las concesiones que solicitan los países del Magreb (Marruecos, Túnez, Líbano y Egipto). "Las consecuencias supondrían la posible extinción de parte de la industria española", señala el Consejo Intertextil en una nota.

"El Convenio Paneuromediterraneo es un acuerdo para potenciar el libre comercio, donde se establecen las normas preferenciales que permiten a los países ribereños del Mediterráneo beneficiarse de las normas comunes de un tratamiento aduanero especial, y que tiene como objetivo promover una mayor integración económica de la zona mediterránea", explica el Consejo Intertextil Español.

"El acuerdo da ventajas preferenciales para fijar el origen de las mercancías para los países del norte de África y Medio Oriente dentro del Espacio Económico Europeo y hasta ahora se solicita el origen europeo para que puedan sus productos reexportarse sin aranceles a la parte contratante siempre que se justifiquen dos o más operaciones de transformación acumulada", argumenta el CIE, que asegura que si se aceptase lo que piden algunos países del Magreb, "estos obtendrían ventajas adicionales" que afectarían comercialmente a España, entre otros países.

Lo que se pretende, según el CIE, es que con una sola operación de transformación se considere valor como norma de origen, algo que facilitaría la supresión de procesos y productos de producción propia sustituyéndolos por otros productos de origen asiático.

España, entre los más afectados

"Los países del Norte de África son clientes tradicionales de la industria textil europea que al tener otro tipo de facilidades de entrada de sus productos ajenas a la industria europea podrán afectar al dinamismo actual de intercambios en contra de la producción de la industria europea", añade el Consejo Intertextil Español. Los países más afectados sería Francia, Bélgica, España, Italia y Portugal.

"La importancia de las relaciones comerciales con los países del mediterráneo es de interés estratégico para nuestra economía y para el conjunto de la UE", insiste el Consejo Intertextil Español. Y es que, por ejemplo, Marruecos es el primer destino de las exportaciones españolas del textil representando casi el 25% del total. El conjunto de las importaciones de Marruecos, Túnez, Líbano y Egipto representa el 5% del total de las compras al exterior.

El presidente del Consejo Intertextil Español, Càndid Penalba, junto con el Presidente de Euratex, Klaus Huneke, y otros empresarios europeos se han reunido esta semana con responsables de la Comisión Europea para exponer la situación.