Ramos Horta abandona el hospital cinco semanas después del atentado

  • El presidente de Timor Oriental sufrió un ataque rebelde en febrero.
  • Asegura que recuerda cada detalle de ese día.
  • El mandatario ya no necesita usar silla de ruedas.
Ramos Horta, durante un mensaje desde la cama del hospital. (REUTERS).
Ramos Horta, durante un mensaje desde la cama del hospital. (REUTERS).
REUTERS

El presidente de Timor Oriental, José Ramos Horta, abandonó este miércoles el hospital australiano en el que llevaba ingresado desde el atentado que sufrió el pasado 11 de febrero.

Cuando me dispararon el propio Papa rezó por mí

Ramos Horta saludó a los 25 médicos que le atendieron y les obsequió con café timorense y una foto que se hizo el pasado enero con el Papa en el Vaticano.

"Cuando me dispararon el propio Papa rezó por mí", dijo, mientras el director del hospital, Len Notaras, explicó que la oficina de la Santa Sede ha llamado varias veces par interesarse por el estado del líder de la ex colonia portuguesa, de mayoría católica.

El mandatario, que hizo notar a los periodistas que no necesitaba silla de ruedas, bromeó con los especialistas de la unidad de cuidados intensivos en la que fue ingresado hace cinco semanas.

Ramos Horta habló también, por vez primera en público, del día en que fue atacado, y dijo que recordaba cada detalle, desde el dolor que sintió hasta el charco de sangre en el que se halló tras ser tiroteado, y del duro viaje en ambulancia hasta el hospital de Dili en que fue operado el mismo día del atentado.

"Me acuerdo de cada detalle desde que me dispararon (...) de camino al helipuerto, me caí del asiento varias veces porque no había cinturón" relató el Nobel de la Paz.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento