Así lo ha explicado el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, después de que los representantes del Comité de Empresa de Renfe en Valladolid expresaran en declaraciones al informativo de Onda Cero Valladolid, recogidas por Europa Press, la queja por la falta de esa licencia de uso.

En declaraciones a los medios de comunicación, Saravia ha explicado que confiaban en que el decreto aprobado el pasado lunes para el uso provisional del complejo de Talleres sería suficiente para el inicio de la actividad, pero "no basta para constituir un centro de trabajo".

El edil ha explicado que quien debe otorgar el permiso de uso es la SVAV, ya que las instalaciones son todavía de su titularidad al no haberse tramitado la cesión a Renfe. Por ello, ha explicado que está en contacto con miembros del Consejo de Administración de la entidad para promover una reunión, "sin necesidad de ser presencial", para tomar el acuerdo necesario.

Por el momento, se han podido llevar distintos elementos de maquinaría a lo largo de esta semana, pero Saravia ha reconocido que es "difícil" el traslado de los primeros de los en torno a 700 trabajadores de talleres se lleve a cabo en la fecha prevista, el próximo lunes, 15 de abril.

El concejal ha reclamado que se agilice este trámite, ya que ve un "problema" en el funcionamiento de organismos que dependen del Ministerio de Fomento, en los que "cualquier cosa cuesta un montón". Por ello, ha incidido en que cree que no se llegará a tiempo el lunes, aunque se intentará.

El Comité Provincial de Valladolid del Grupo Renfe ha calificado la situación de "tomadura de pelo" para los trabajadores, las contratas y las empresas implicadas en el traslado, pues esto puede suponer "un nuevo retraso". Asimismo, han recalcado que no entienden "cómo después de haber transcurrido tantos años, a día de hoy no está toda la documentación necesaria".

También ha expresado sus críticas el sindicato Comisiones Obreras, que ha recalcado que mientras no se oficialice la licencia de uso, "ninguna persona trabajadora" de las instalaciones de los antiguos talleres situados en el paseo de Farnesio iniciará el traslado a las nuevas dependencias en el Páramo de San Isidro.

El sindicato ha recordado que solo faltan cuatro días para comenzar de manera oficial este trasvase de operarios de un centro productivo a otro, "pero como no están en regla todos los permisos administrativos para poder desarrollar allí cualquier actividad profesional".

Mientras tanto, aseveran que los 700 trabajadores del centro seguiránactividades en los viejos talleres ubicados en el casco urbano vallisoletano.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.