Casado
Pablo Casado. EFE

Nueve meses. Ese es el tiempo que lleva Pablo Casado al frente del Partido Popular. Lleg贸 a la presidencia despu茅s de una cadena de acontecimientos poco habituales: una moci贸n de censura prosperada contra Mariano Rajoy y las primeras primarias en la historia del partido, que el hasta entonces vicesecretario le gan贸 en segunda vuelta a la exvicepresidenta del Gobierno Soraya S谩enz de Santamar铆a.

A sus 38 a帽os, Casado afront贸 el 28 de abril sus primeras elecciones como candidato, una cita con las urnas que puede considerarse la segunda que encaraba, despu茅s de las andaluzas del pasado diciembre en las que el PP logr贸 acabar con el monopolio socialista en la Junta y erigir a Juan Manuel Moreno como presidente. Eso s铆, en las generales la cosa cambi贸: obtuvo el peor resultado de la historia del partido, con solo 66 diputados.

Como si un dejav煤 se tratara, el PP ha retrocedido casi a sus inicios. Al menos es ese el mensaje que quiere trasmitir la nueva direcci贸n: lo hecho, hecho est谩. Y muy bien. Casado quiere que al PP, al de antes y al de ahora, se le recuerde por los aciertos y no tanto por los errores. Hizo y hace pocas referencias a la corrupci贸n, pero muchas a los "milagros econ贸micos". En paralelo est谩 la cuesti贸n identitaria: la Espa帽a de los balcones es con la que se identifica un l铆der al que casi nadie le niega el carisma pero al que casi todos le afean que se pueda estar sobrexponiendo. A m谩s presencia, m谩s posibilidad de error. 驴Y si eso le penaliza en las urnas?

La carrera de Pablo Casado en G茅nova ha sido calificada por muchos como mete贸rica. Licenciado en Derecho y ADE, el candidato m谩s joven de todas las grandes fuerzas pol铆ticas se afili贸 a los populares en 2003 bajo la presidencia de Jos茅 Mar铆a Aznar. 脡l mismo lider贸 las Nuevas Generaciones de Madrid durante ocho a帽os (entre 2005 y 2013). En todo momento compagin贸 cargos en el partido. Casado fue diputado de la Asamblea de Madrid entre 2007 y 2009 y es diputado en el Congreso desde 2011. En 2015 entr贸 a formar parte del Comit茅 Ejecutivo Nacional.

En enero de 2015, fue elegido portavoz del comit茅 de campa帽a para las elecciones municipales y auton贸micas celebradas ese mismo a帽o, siendo nombrado en junio de ese mismo a帽ovicesecretario general de comunicaci贸n por Mariano Rajoy. Es carg贸 lo ejerci贸 durante tres a帽os.

Casado, que hab铆a entrado de lleno en pol铆tica de la mano de Aznar (a quien considera como uno de sus padres pol铆ticos), y se hab铆a consolidado con Rajoy, encontr贸 su gran momento en 2018. La moci贸n de censura empuj贸 al PP a celebrar las primeras elecciones primarias desde la creaci贸n del partido. Un joven vicesecretario dio el paso para plantar cara a dos nombres fuertes de la formaci贸n: Soraya S谩enz de Santamar铆a y Mar铆a Dolores de Cospedal. Y gan贸 con un 57% de los votos frente a la vicepresidenta. En una segunda vuelta donde encontr贸 el apoyo de los compromisarios, Casado hall贸 el camino para marcar su proyecto.

Un PP que reivindique su pasado

驴Y cu谩l es? Pablo Casado y su equipo lo tienen muy claro: quieren que el PP recupere sus valores. Quieren un PP "sin complejos". En todo momento ha apelado a lo conseguido por Aznar, con gui帽os tambi茅n a Rajoy pero en menor medida. La Convenci贸n Nacional celebrada en enero dej贸 esto en evidencia. El Partido Popular de Pablo Casado es m谩s aznarista que marianista. Y por supuesto, tampoco es sorayista.

El presidente ha dejado claro que las primarias le dieron poder para presidir el partido durante cuatro a帽os, y ese mando lo ha dejado notar desde las listas electorales. Apost贸 por la presencia de la sociedad civil, por recuperar viejas figuras del partido, y por purgar a quienes apoyaron a Santamar铆a en su momento.

As铆, de cara al 28-A Casado se apoyar谩 en gente de su confianza. El secretario general del partido, Teodoro Garc铆a Egea, es la persona de m谩s confianza para 茅l. Egea se ha convertido en el escudero perfecto para los planteamientos casadistas, como tambi茅n lo es Javier Maroto. El exalcande de Vitoria es ahora el vicesecretario de Organizaci贸n (lo equivalente al n煤mero tres del partido) y dirigir谩 la campa帽a electoral en la que Casado buscar谩 amortiguar un golpe que muchos auguran: aspira a pactar en la derecha y gobernar.聽Como en Andaluc铆a.

Pero no se olvida de Catalu帽a. All铆, precisamente, tiene a otro de sus grandes valores: Cayetana 脕lvarez de Toledo (que logr贸 el 煤nico esca帽o del partido en Catalu帽a). La periodista ha vuelto a la primera l铆nea como cabeza de lista por Barcelona, despu茅s de haber abandonado el barco entre cr铆ticas a Rajoy por la gesti贸n del conflicto independentista. Casado trat贸 de regresar a lo grande, y ahora, en cambio, le toca reconstruir sus teor铆as y su discurso desde la oposici贸n.