David Paterson
David Paterson jura su cargo. REUTERS
David Paterson juró este lunes el cargo de gobernador de Nueva York tras el escándalo que obligó a su predecesor, Eliot Spitzer, a dimitir. Paterson se convierte así en el primer gobernador negro y ciego de Estados Unidos.

Su llegada al cargo está marcada por una crisis presupuestaria estatal, que se ha visto empeorada por la tambaleante economía estadounidense.

Tiene sólo visión parcial en el ojo derecho
Spitzer renunció la semana pasada debido a lo que calificó de "fracasos privados", después de que el diario The New York Times informara que estaba siendo investigado por las autoridades federales debido a sus relaciones con una red de prostitutas de alto nivel, y se viera obligado a dejar el cargo al vicegobernador Paterson.

Paterson, de 53 años, fue declarado por las administraciones legalmente ciego en su niñez, y tiene sólo visión parcial en el ojo derecho.

Ahora, el nuevo gobernador se enfrenta a una brecha presupuestaria de hasta 5.000 millones de dólares, la cual se está ampliando debido a las turbulencias financieras que afectan a las empresas que forman su base impositiva.