El Parlamento británico no logró ponerse de acuerdo este lunes sobre cuatro posibles alternativas para el brexit que propone el Gobierno de la conservadora Theresa May.

La Cámara de los Comunes dio la espalda a un brexit que incluyera una unión aduanera con la Unión Europea (UE), a la opción de una desconexión más suave con el bloque al estilo noruego, a revocar el brexit si no hay acuerdo y a someter a un referéndum cualquier pacto que lograra pasar el trámite parlamentario.

Ante esta situación, estos son a partir de ahora los posibles escenarios del brexit:

  • El Parlamento vuelve a pronunciarse por tercera vez sobre una serie de posibles "votos indicativos" para encontrar una vía de consenso en este proceso.
  • La premier somete por cuarta vez a votación su tratado en la Cámara de los Comunes, después de que el pasado viernes los parlamentarios lo rechazaran por un margen de 58 votos.

Si el acuerdo de May saliera adelante, entonces el Reino Unido abandonaría el bloque comunitario de forma ordenada el próximo 22 de mayo.

Si el Parlamento rechaza el pacto acordado entre Londres y Bruselas, como ya hiciera en enero por un margen de 230 votos, el 12 de marzo por 149 y el 29 de marzo de 58, entonces se abren tres posibles opciones:

  • Salida abrupta el 12 de abril. Si ni Gobierno ni Parlamento consiguen acordar una vía alternativa que plantear a la UE para justificar una prórroga en otra sesión de votos "indicativos".
  • Convocar un segundo referéndum. Ante el bloqueo de la situación podría celebrarse otro plebiscito del brexit, aunque parece poco probable por la negativa mostrada por el Ejecutivo a esta propuesta en los últimos meses.
  • Convocatoria de elecciones generales. La primera ministra podría optar en última instancia y al no conseguir avanzar en el impase del "brexit", convocar comicios anticipados en el país, siendo esta la opción preferida por el Partido Laborista.

En cualquier caso, estas dos últimas opciones requerirían que el bloque europeo hubiera permitido aplazar más la fecha del brexit, para que diera tiempo a la celebración de esos hipotéticos referéndum y elecciones.

El próximo 10 de abril el Consejo Europeo celebra una cumbre en la que Londres deberá exponer cómo procederá y comunicarlo a Bruselas antes del 12 de abril, fecha límite para que el Reino Unido aclare si participa o no en las elecciones europeas de mayo.