El suceso se ha producido en torno a las 1.01 horas de este martes, cuando una llamada solicita al 112 asistencia médica para dos personas, una mujer y un varón adultos, que presentan náuseas y vómitos.

Hasta el lugar de los hechos se han trasladado una UVI móvil y, minutos después el personal sanitario que se encuentra en el inmueble informa de la activación de los detectores de monóxido de carbono que llevan de dotación. El centro de emergencias notifica el cambio de situación a los Bomberos de León, a la sala conjunta de Policía de León y a la empresa de suministro Repsol.

En el domicilio, el personal de Emergencias de Sacyl atiende a ambos pacientes, que son una mujer de 48 años y un varón de 49 años, que son trasladados en ambulancia de soporte vital básico al Complejo Asistencial de León.

Por su parte, los organismos de emergencias desplazados al domicilio explican a la conclusión de la intervención que se baraja el mal funcionamiento de un calentador de gas como posible origen de la intoxicación.

Consulta aquí más noticias de León.