Gobierno Vasco analizará las expresiones de violencia en el fútbol base
Gobierno Vasco analizará las expresiones de violencia en el fútbol base PARLAMENTO VASCO

El consejero de Cultura y Política Linguística, Bingen Zupiria, ha informado este lunes de que, entre las medias que el Gobierno Vasco estudia poner en marcha contra la violencia en el deporte, se encuentra el control de las expresiones de violencia que se puedan producir en el fútbol base, ámbito en el que un informe elaborado por la UPV/EHU señala que los comportamientos violentos se dan principalmente entre los espectadores, en su mayor parte, familiares directos de los jugadores.

Zupiria ha comparecido este lunes ante la Comisión de Cultura, Euskera y Deporte del Parlamento Vasco, a petición de Elkarrekin Podemos, donde junto al director de Actividad Física y Deporte, Jon Redondo, ha presentado el 'Diagnóstico y propuestas cocreadas para la cogestión de la violencia relacionada con el deporte en Euskadi'.

Este informe ha sido elaborado por los profesores de la UPV/EHU Marian Ispizua y Juan Aldaz, a petición de la Dirección de la Actividad Física y Deporte del Gobierno Vasco, con el objetivo de

establecer el punto de partida para "avanzar" en la lucha contra la violencia en el deporte

Zupiria ha recordado que este estudio elabora un diagnóstico del fenómeno de la violencia relacionada con el deporte -haciendo especial énfasis en el fútbol-, tratando de determinar las dimensiones del problema, tanto a nivel profesional como 'amateur'.

El informe concluye que en el deporte, más que de violencia, se debería hablar de agresiones físicas y verbales en el fútbol, tanto profesional como de base y aficionado -más del 95% de todos los casos conocidos.

Según Zupiria, en el 97% de los casos se sanciona a hombres. Además, el estudio indica que el mayor nivel de tolerancia a la violencia en el deporte hace que se acepten violencias no aceptadas en otros contextos. Por otro lado, señala que se trata de un problema con una gran "cifra negra", ya que existen "expresiones violentas que no se reportan".

En el deporte escolar, el informe indica que las expectativas de los jugadores, pero sobre todo de sus progenitores, es un factor que incide enormemente en los comportamientos violentos junto con ciertas actitudes de los monitores y entrenadores, pero considera que uno de los factores que más incide a este nivel es el modelo competitivo imperante.

En este ámbito los comportamientos violentos más que entre los niños se dan entre los espectadores, que en la mayor parte son familiares directos de los jugadores.

"La permisividad de estos comportamientos, así como la escasez de sanciones por ellos junto con la posible rivalidad y presión son las causas fundamentales de los comportamientos negativos en este nivel, que en gran medida cobran importancia no solo entre los aficionados, sino sobre todo entre los propios deportistas".

En el deporte profesional, por su parte, los comportamientos de carácter violento se dan sobre todo entre los espectadores y aficionados. El informe señala que se producen "debido a la presión de las mismas aficiones -peñas o el conjunto de espectadores en el estadio o incluso fuera de él-, la presión ejercida por las noticias aparecidas en los medios de comunicación que potencian el sobredimensionamiento de lo que ocurre en el campo, así como una personalidad no contenida.

Entre las recomendaciones del estudio se incluye la aplicación de las sanciones, en tiempo y forma, 'Tolerancia 0' a los comportamientos violentos, "sea cual sea su intensidad"; y programas de sensibilización "sostenibles y sostenidos" en el tiempo.

También se propone generar espacios para compartir experiencias y aprendizajes que posibilite crear acciones de lucha contra la violencia concretas; y la necesidad de un sistema de seguimiento y evaluación continuo para orientar políticas contra la violencia.

ACTUACIONES

Tras el informe, el Gobierno Vasco se ha comprometido a analizar modelos de transformación y gestión en los grupos de animación, y ha puesto como ejemplo el desarrollado por la Real Sociedad con la peña Mujika. Éstas no son automáticamente trasladables de una club o ciudad a otra, pero pueden servir como buenas prácticas", ha explicado.

Según ha explicado, se trata de sistematizar un proceso y crear un modelo que sirva para ordenar la relación entre grupos de animación y clubes profesionales, de forma que las peñas "también sean protagonistas en el impulso de la cultura de la no violencia".

La segunda iniciativa del Ejecutivo plantea la monitorización de las expresiones que se puedan producir en el fútbol base, de la mano de la Federación Vasca de Fútbol.

Para ello, ha indicado que sería conveniente analizar las actas arbitrales y crear una pequeña aplicación informática que permita hacer un control más exhaustivo de las expresiones de violencia que se identifiquen en el fútbol base y presentar anualmente resultados, de forma que vayamos concretando su existencia y ver su evolución.

En tercer lugar, se plantea la posibilidad de analizar, con responsables y profesionales del ámbito del deporte en los medios de comunicación,

si es posible establecer unos códigos comunicativos, manuales de buenas prácticas,

para favorecer el uso de un lenguaje que no facilite el uso de la violencia.

ACOSO EN EL DEPORTE

Por otro lado, para conseguir una "igualdad real en el deporte", de la mano de Basque Team se ha impulsado la creación de un Servicio de Atención de abusos y acosos en el deporte, tras los "graves sucesos" registrados en el ámbito deportivo.

"En el ámbito del deporte queda claro que todavía hay que trabajar mucho para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres y es necesario identificar la violencia de género en este ámbito", ha indicado el consejero.

Según ha explicado, los agresores suelen ser personas conocidas por las víctimas, respetadas y queridas en entorno de la víctima y que se encuentran en posiciones de poder y autoridad. Pero también se identifican personas consideradas como iguales y del entorno más próximo.

Se identifican como espacios "de riesgo" los vestuarios, los campos o pistas de juegos, las salidas a competiciones, el coche del entrenador, los eventos social del club o los momentos en los que hay un celebración con alcohol.

Ante esta situaciones, el consejero ha defendido que la neutralidad "no es una opción" porque "supone una vulneración de derechos humanos que agrava la situación de la víctima" y considera necesario "aplicar la tolerancia cero".

Zupiria ha explicado que la iniciativa 'Somos de tu equipo', es un servicio que ha cumplido tres meses, y tiene carácter anónimo y confidencial. Atendido por profesionales en castellano y euskera, busca dar una orientación a este tipo de conductas padecidas por menores y jóvenes deportistas o a mujeres que pertenecen a otros estamentos deportivos. En sus tres meses de funcionamiento ha recibido 34 llamadas, de las que 23 se han considerado pertinentes con el objeto del servicio.

En la elaboración del informe de la UPV/EHU han participado representantes del Gobierno Vasco, de clubes deportivos profesionales y del deporte base, escolar y aficionado.

Asimismo, han participado las direcciones de deportes de las tres diputaciones, la Asociación Gesto Deportivo, la Federación Vasca de Fútbol o el Comité Vasco de Árbitros de Fútbol.

Se trata de un estudio encargado por el Gobierno Vasco a fin de dar respuesta a una moción del Parlamento Vasco, aprobada el 16 de marzo de 2018, en la que se emplazaba al Ejecutivo autonómico a la organización de una jornada en materia de lucha contra la violencia en el deporte, así como a la realización de un informe de conclusiones que recogiera las medidas a adoptar de cara al futuro.

Consulta aquí más noticias de Álava.