Trump
El presidente estadounidense, Donald Trump (d), estrecha la mano del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. EFE/ Michael Reynolds

El presidente de EE UU, Donald Trump, ha firmado este lunes un decreto por el que reconoce oficialmente la soberanía israelí sobre el territorio ocupado de los Altos del Golán, y justificó esa medida por las "agresivas acciones" de Irán y grupos "terroristas" contra Israel.

"Esto es algo que debería haberse hecho hace muchas décadas", dijo Trump al rubricar la proclamación presidencial, con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a su lado en la Casa Blanca. Netanyahu inició el domingo una visita oficial a Estados Unidos que afronta como un viaje de campaña electoral, a dos semanas de los comicios israelíes del próximo 9 de abril.

Con este decreto, EE UU es el primer país en reconocer la soberanía de Israel sobre una zona que ocupa a Siria desde la Guerra de los Seis Días de 1967 y que anexionó en 1981 ante el rechazo de la población local, que refutó la nueva nacionalidad y cuya mayoría hoy solo tiene residencia permanente y consta como "indefinido".

La resolución 242 de la ONU de 1967 recuerda a Israel "la inadmisibilidad de la adquisición de territorio por medio de la guerra", mientras que la 497, de 1981, considera "la decisión israelí de imponer sus leyes, jurisdicción y administración en los Altos del Golán Sirios ocupados nula, inválida y sin efecto internacional legal".

"En un momento en el que Irán busca utilizar Siria como plataforma para destruir a Israel, @POTUS Trump valientemente reconoce la soberanía israelí sobre los Altos del Golán. ¡Gracias presidente Trump!", tuiteó Netanyahu en respuesta al anuncio del presidente estadounidense. Este territorio está situado en la frontera entre Israel, Siria, el Líbano y Jordania y tiene importantes recursos hídricos que proporcionan a Israel cerca de un tercio del agua que consume.

Cuatro villas árabes -Majdel Shams, Ein Qiniyye, Masade y Buqata- componen actualmente esta zona, poblada por unos 27.000 sirios, de mayoría drusa, además de una treintena de asentamientos judíos, que con considerados colonias por la comunidad internacional.