El maquinista del accidente de Angrois
El maquinista del accidente de Angrois EUROPA PRESS - Archivo

El abogado del maquinista del tren Alvia accidentado en Angrois (Santiago) en julio de 2013, Manuel Prieto, se ha ratificado en su anterior escrito contra el cierre de la instrucción y lo ha ampliado en un recurso de apelación con el que solicita el sobreseimiento de la causa contra Francisco Garzón.

En su anterior recurso, Prieto lamentaba el "menosprecio al factor humano" por parte del juez, que equiparaba con "el que realizaron las organizaciones, y que dio lugar a la catástrofe ahora instruida".

Ahora, en un nuevo recurso al que ha tenido acceso Europa Press, vuelve a demandar el sobreseimiento libre y el archivo parcial de la causa respecto de Garzón Amo y subsidiarimente que se acuerde la transformación de las presente diligencias en juicio de faltas.

Garzón circulaba con un exceso de velocidad a escasos kilómetros de la estación compostelana debido al despiste que motivó una llamada del interventor. Junto a él está imputado el exdirector de seguridad de Adif, ya que el instructor entiende que es igualmente responsable de 80 delitos de homicidio por imprudencia profesional grave al no haber realizado de manera correcta el análisis de riesgos de la línea al que obliga la ley.

Entre los argumentos, Manuel Prieto insiste en que "Adif y Renfe Operadora no analizaron, evaluaron, ni mitigaron, los riesgos de la curva de A Grandeira, ni adoptaron medidas de control del riesgo necesarias, siendo responsabilidad de ambas, nunca de los maquinistas, a los que deben proteger durante la prestación de su trabajo de conducción".

Considera que "no se puede hacer responsable a un maquinista de la carencia de prevención de los riesgos laborales propios de su puesto de trabajo". "El maquinista es víctima de dicha carencia", incide.

Todo ello, advierte, "a pesar de que un jefe de maquinistas identificó y alertó sobre el peligro evidente de accidente" en ese punto, donde murieron 80 personas y 144 resultaron heridas.

Al respecto, subraya que "todavía no se ha valorado correctamente en la causa" esta denuncia, que "describe el riesgo patente para cualquiermaquinista".

"Los autos recurridos excluyen, erróneamente y contra la normativa, la responsabilidad del director de seguridad en la circulación de Renfe sobre la base, equivocada, de que no tiene competencias en cuanto a la infraestructura y su capacidad de establecer medidas de control", critica.

Por contra, resalta que "sí tiene plenas competencias y debe coordinarse con Adif para el establecimiento de medidas de control, correctivas o preventivas".

Y añade que "desde luego quienes no tiene dichas competencias son los maquinistas, que son las víctimas de la falta de dicha coordinación y medidas preventivas".

NO CIRCULÓ POR LA CURVA EN LA VÍA DEL ACCIDENTE

En el documento, el letrado del maquinista indica que "no fue debidamente formado" puesto que "durante su periodo de formación no circuló por la curva en la vía I donde se produjo el accidente".

Añade que no se le dio "toda documentación legalmente exigida por la ETI de explotación y gestión del tráfico para los maquinistas" y que no estaba elaborado "el preceptivo libro de normas del conductor, ni manual de procedimiento de comunicación".

En cualquier caso, defiende tanto él como el interventor "cumplieron el procedimiento operativo establecido por Renfe de comunicación interna para los supuestos en que los trenes puedan dejar fuera de andén algún vagón, en alguna estación".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.