Las subvenciones forales beneficiarán a los ayuntamientos de Salvatierra y Labastida, así como a las juntas administrativas de Markinez y San Román de Campezo.

En el caso de Salvatierra, se adaptará el edificio del Harresi Aretoa a la normativa contra incendios vigente. Por su parte, la Junta Administrativa de Markinez acometerá el soterramiento de cableado eléctrico del alumbrado público, que está anclado a edificios en mal estado.

En San Román de Campezo se mejorará el sistema de depuración de aguas residuales de varias viviendas, mientras que en Labastida se tratará de solucionar un problema de filtraciones en la calle Subida del Olmo.

Consulta aquí más noticias de Álava.