Cremà fallera de 2019
Miembros del cuerpo de Bomberos, durante la cremà de la falla municipal de 2019. Kai Försterling / EFE

Los problemas de incivismo en forma de acumulación de basura y orines registrados en València durante estas Fallas, vinculados especialmente a algunas verbenas, y muy especialmente a las del centro histórico y Ruzafa, provocarán la revisión del bando fallero de cara a la edición de 2020 por parte del Ayuntamiento.

La concejala de Residuos Sólidos, Pilar Soriano, ha ofrecido este miércoles, horas después de la cremà, el primer balance de recogida de basura y cenizas por parte de los servicios municipales de limpieza, y ha valorado la situación generada por el botellón en entornos como el de la Lonja y el Mercado Central.

Pese a destacar la "gran colaboración" de las comisiones falleras en la recogida y limpieza de sus demarcaciones, Soriano ha dicho que, como todos los años, el equipo de Gobierno "revisará el bando fallero y cada servicio municipal dirá aquellas cuestiones que se han de mejorar". La edil ha explicado que cada comisión se ha esforzado para evitar el botellón en sus zonas asignadas. "Cuando se utiliza el espacio público, se ha de cumplir unas normas mínimas de civismo y, si no, se ha de sancionar", ha añadido.

La mayor afluencia de personas se produjo el viernes y sábado, con "un millón de visitantes" en las calles de València durante las fiestas, según la edil. Esto provocó que las dos primeras noches hubiera "diez o doce puntos complicados en toda la ciudad" por el botellón asociado a las verbenas.

Por ello, los inspectores de los servicios de limpieza realizaron 68 inspecciones que derivaron en seis apercibimientos verbales a comisiones falleras. Estas seis fallas "mejoraron al día siguiente los servicios de limpieza" contratados tras las verbenas, ha afirmado. En opinión de Soriano, se debe hacer "especial hincapié" en estas ubicaciones.

"Lo que ocurre en el entorno del Mercado Central es cuestión de civismo, no de que se haga o no una verbena. Esas cuestiones se han de sancionar por parte de la Policía Local", ha afirmado Soriano en referencia a las escenas de personas orinando en la Lonja o en la iglesia de los Santos Juanes que han circulado por las redes.

Aun así, aunque la concejala responsable municipal ha dicho que a las 5.00 horas de la madrugada "la mayoría estaban limpias", ha asegurado que su departamento va a hacer "recomendaciones" a las fallas, porque algunos medios "no son suficientes para la limpieza". Desde su óptica, "el problema no es que se haga un espectáculo o no, sino que se tire la basura al suelo", ha explicado.

Por otro lado, se han contabilizado 31 contenedores quemados, y las papeleras aún se están recontando. En los parques y jardines no hay "ninguna acción significativa" relacionada con el vandalismo, aunque sí algunas roturas de riegos que se están evaluando.

Más ceniza y reciclaje

El operativo para la retirada de las cenizas de la cremà ha finalizado, tal y como tenían previsto los servicios municipales, a las 8.00 horas de la mañana de este miércoles. Los operarios han recogido 2.446 toneladas, un 11,5% más que el año pasado, debido a la lluvia caída durante la noche que ha hecho aumentar el peso de estos residuos.

Por lo que respecta a la basura recogida del 12 al 20 de marzo, la producción de selectiva (contenedores de reciclaje) ha aumentado en general, mientras que la no selectiva (el contenedor gris convencional) ha caído casi un 2%. Estas son las principales magnitudes al detalle:

Papel y cartón. Se han recogido 307,58 toneladas, un 14,56% más que en las Fallas de 2018.

Envases. Han aumentado un 25,14%, hasta las 242,32 toneladas.

Enseres. Se han retirado 193,56 toneladas, un 15,39% más que el año pasado.

Vidrio. Ha caído un 6,31%, al contabilizar 355,70 toneladas en toda la ciudad.

Orgánica. Se han acumulado 259,26 toneladas en los nuevos contenedores marrones. Al ser el primer año de implantación, no se puede comparar con 2018.

Papeleras de envases (amarillas). Han recogido 6.575 kilos de envases, un 38,13% más que en 2018.

Campaña específica de reciclaje. La campaña de recogida de residuos de la plaza del Ayuntamiento ha contado con 7.500 participantes, un 9% más que en la edición del año pasado.

Más baldeo y repaso hasta el 23 de marzo

El dispositivo especial de limpieza de Fallas continuará hasta el sábado 23 de marzo debido al paulatino desmontaje de carpas y puestos ambulantes. Incluirá el baldeo general de toda la ciudad "para que quede en perfecto estado", según Soriano, que ha explicado que durante las fiestas no se ha podido realizar en algunas calles por la instalación de monumentos y escenarios. En el barrio del Carmen y en algunas zonas ya se han baldeado calles la propia noche del 19 de marzo.

Las labores de limpieza tras la cremà han contado con 34 equipos que llevaban palas, barrederas, camiones cisterna y entre 10 y 12 operarios por grupo. En total, el dispositivo de la cremà ha contado con 300 equipos mecánicos y 600 trabajadores en toda la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Valencia.