El investigado, un vecino de la zona ribereña, quemó la maleza después de podar una viña el 5 de marzo y, por causas que se desconocen, el fuego se extendió hasta a una acequia y, posteriormente, a una zona reforestada de pinos de un metro aproximadamente. En total, resultó calcinada una extensión de una hectárea.

Bomberos de El Burgo de Osma, personal de Medio Ambiente y Guardia Civil participaron en la extinción.

El Equipo del Seprona de San Esteban de Gormaz le tomó manifestación en calidad de investigado como presunto autor de un supuesto delito de incendio forestal, remitiendo las diligencias al Juzgado de El Burgo de Osma.

Consulta aquí más noticias de Soria.