Lasala ha detallado que "327 millones de cristianos viven en países donde hay persecución religiosa y 178 millones de cristianos viven en países donde hay discriminación". Así lo ha afirmado con motivo de la presentación este jueves, 21 de marzo, en Ibercaja Patio de la Infanta, del 'Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2018', elaborado por la fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada y que analiza la situación del derecho a la libertad religiosa en 196 países.

El estudio, que analiza el cumplimiento de este derecho para todos los credos recogido en el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, concluye que el 61 por ciento de la población mundial vive en países donde no se respeta la libertad religiosa, por lo que seis de cada diez personas en el mundo no pueden expresar con total libertad su fe.

En 38 países se cometen violaciones importantes de la libertad religiosa y en 17 de ellos hay persecución y "riesgo" por expresar con libertad la fe, ha indicado Lasala. Algunos de estos países se encuentran en África, en Niger, Sudán, Arabia Saudí, también en India, Pakistán, Afganistán o China, donde "el Papa Francisco está intentando mejorar las relaciones con el gobierno chino, porque ha habido muchos años en los que ser sacerdote fiel a Roma en China era vivir una vida clandestina".

En otros 21 países "se sufre discriminación, no se puede acceder a determinados puestos de trabajo, ni vivir donde quieres, ni exhibir símbolos religiosos, donde eres un ciudadano de segunda y, generalmente, estas cosas ocurren amparadas por la ley, sin que las autoridades hagan nada". "Estamos hablando de Egipto, Argelia, Turquía, Irán. En estos países es difícil pertenecer a una minoría religiosa", ha apuntado.

Según el informe, la libertad religiosa en el cinturón central de África peligra por el avance del yihadismo en esa zona del continente, así como también se alerta de la expansión del ultranacionalismo en países como la India.

Como dato positivo, se indica la evolución a mejor de la libertad religiosa tanto en Siria como en Irak en 2018. Una vez derrotado militarmente el Daesh, las minorías religiosas han comenzado a volver a sus lugares de origen, como es el caso de los cristianos en la llanura de Nínive (Irak).

SE RESPETA ESTE DERECHO

Respecto a la situación en España, Pilar Lasala ha asegurado que en este país "hay libertad religiosa, lo que significa que cualquiera puede celebrar su boda en una iglesia o ir a la misa dominical sin poner en peligro su vida como en muchos países del mundo".

"Vivimos en un país donde se respeta ese derecho, sin discriminación ni riesgo", ha dicho, para lamentar que, en alguna ocasión, "se ha podido herir la sensibilidad de los cristianos" en casos, por ejemplo, como los insultos a la Virgen del Pilar.

La fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada trabaja para informar y advertir de este tipo de situaciones y, con este objetivo, elabora este informe cada dos años, en colaboración con organismos internacionales y que realiza un estudio "exhaustivo", con casi 400 páginas, de esta cuestión.

En Zaragoza, la fundación tiene tres pilares de actuación: "la información, la oración y la caridad". Así, organiza actos informativos y exposiciones, como la que inauguró en octubre del pasado año en Alma Mater Museum, titulada 'La belleza del martirio', en la que se daba a conocer la situación de distintas personas que habían sufrido persecución por su religión en cinco países.

VIGILIAS DE ORACIÓN

Asimismo, se programan vigilias de oración en parroquias "para rezar por esos cristianos, teniendo en cuenta que cuando la gente de nuestra oficina va a países en conflicto eso es lo que nos piden, que recemos por ellos".

También promueven acciones de caridad que permiten llevar a cabo cada año 6.000 proyectos en 141 países del mundo para "fomentar la reconciliación y la paz". Estos proyectos priman también "la evangelización y la reconstrucción de iglesias".

En la campaña que se desarrolla ahora en Siria se están reconstruyendo casas e iglesias, ha comentado Lasala, al advertir de que muchas de estas personas "lo dan todo por su fe, entregan hasta su vida". "Lo dan todo y a nosotros nos da pereza dar una hora a la semana para ir a misa", ha observado, al manifestar que conocer estas situaciones en otros países "hace que nos preguntemos qué estaríamos dispuestos a hacer en esa situación".

Por último, en esa labor de sensibilización e información, la fundación trata de lanzar un "mensaje de esperanza, que es el que los cristianos nos transmiten, de esperanza y de perdón". "Ellos son capaces de perdonar, son personas normales que se vuelven héroes en un momento, como las madres que perdonan a los asesinos de sus hijos y que rezan por ellos", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.