Rob Greenfield
El estadounidense Rob Greenfield intenta demostrar que se puede vivir cuidando el planeta. ROB GREENFIELD / INSTAGRAM

El estadounidense Rob Greenfield lleva más de cien días cultivando sus propios alimentos y viviendo en una pequeña casa ecológica que él mismo construyó por menos de 1.500 dólares (1.321 euros), una demostración de que cualquier persona puede habitar el planeta sin perjudicarlo.

"La comida está creciendo a nuestro alrededor. Es increíble si solamente abres los ojos lo que empiezas a ver", explicó Greenfield a National Geographic en un reportaje donde cuenta que ha recorrido en bicicleta alrededor de 100 millas en busca de comida.

Rob ha viajado por 49 estados por el momento y asegura que allá donde va, "la comida está creciendo". "Paseando en bicicleta por Pennsylvania, encontré moreras por todo el lugar. En el sur de California encontré nísperos y naranjas y, en Wisconsin, había manzanas, peras y ciruelas", detalló.

Greenfield no pertenece a ningún grupo ecologista, ni participa en ninguna cruzada medioambiental pero sí ha pasado gran parte de su vida hablando sobre el desperdicio de alimentos, el reciclaje y la vida fuera de internet, intentando crear conciencia de los problemas que azotan el planeta.

Para hacer su demostración, Greenfield tuvo que aprender qué tipos de plantas crecen sin problema en Florida, para lo que visitó diferentes jardines comunitarios, asistió a clases, consultó a algunos youtubers especialistas y leyó algunos libros sobre la flora local y nativa. "Eso me permitió cultivar el 100% de mi alimentación en tan solo diez meses", reconoció.

Después de aprender lo necesario para producir y encontrar su propia comida, Greenfield decidió buscar un sitio para vivir. Para ello, se puso en contacto con diferentes residentes de Orlando en busca de alguien que le dejase construir una pequeña casa en su propiedad. Al final, una mujer llamada Lisa Ray le cedió su patio trasero. Rob construyó ahí una pequeña casa de 100 metros cuadrados con materiales reciclados.

Ver esta publicación en Instagram

Welcome to my tiny house in Orlando, Florida where I live simply and sustainably! I built this tiny house along with friends for under $1,500, with nearly 100% secondhand and repurposed materials and while creating near zero waste- just 30 pounds of trash! This setup allows me to live simply so that I can dedicate my time to the service of others and the earth. It also serves as a demonstration site for those who desire to live simply and sustainably. I am so excited to FINALLY have a video tour of my place to show you! In the tour I’ll show you the inside of my tiny 100 square foot house, my outdoor kitchen with greywater, my rainwater shower and rainwater collection system, my closed loop compost toilet, my garden and more! Link to video in bio or at youtube.com/RobGreenfield I hope you’ll find my tiny house homestead to be quite inspiring and educational. Please watch and let me know what you think of the setup. Health and happiness to you all! Rob - - - #TinyHouse#TinyHouseLiving #TinyHouseLife #SimpleLiving #SustainableLiving #Sustainability#minimalism #Greenliving Photo by @sierrafordphotography

Una publicación compartida por Rob Greenfield (@robjgreenfield) el20 de Feb de 2019 a las 4:26 PST

En el interior de la casa Greenfield guarda multitud de alimentos fermentados caseros, tarros lleno de miel, sal, hierbas secas... Todo proveniente de la naturaleza. También tiene un pequeño congelador lleno de algunas frutas y verduras que cultiva en su jardín, y algún que otro pescado que él mismo pesca.

La casa cuenta con una cocina exterior equipada con un filtro de agua Berkey, una especie de camping gas que funciona con biogas, y unos barriles de recolección de agua de lluvia. Un pequeño inodoro compostable y una ducha alimentada también por agua de lluvia completan la vivienda.

Ver esta publicación en Instagram

Berkey Giveaway! I have been using a Berkey for pure water for about 4 years now and it is one of the most essential tools for me to live a happy, healthy and sustainable life. That's why I'm excited to partner with @berkeybynmcl to give one to a very fortunate person! To be entered in the giveaway simply: -Follow both @berkeybynmcl and @RobJGreenfield -Tag 3 friends in this post -Comment with why you'd love to have a Berkey and what you'll do with it.(optional) I will select a winner and announce on Monday who will receive a Travel Berkey, including 2 Black Berkey purification elements and a stainless steel spigot. If you want to learn more about Berkey Systems you can go to www.berkeybynmcl.com (This is not a paid post. I support and believe in Berkey systems. Read about my financial ethics and commitment to transparency at www.robgreenfield.tv/transparency) - - - #berkeybynmcl #stayhydrated #berkeyfriend #berkeypartner #waterfilter #cleanwater #savewater #cleanwaterforall Photo by @sierrafordphotography

Una publicación compartida por Rob Greenfield (@robjgreenfield) el18 de Ene de 2019 a las 7:00 PST

"Lo que estoy haciendo es extremo; está diseñado para despertar a la gente. Estados Unidos tiene el 5% de la población mundial y utiliza el 25% de los recursos mundiales. Mientras viajaba por Bolivia y Perú, hablé con personas donde la quinoa era su fuente principal de alimento, sin embargo, los precios de este producto subieron y ya no pueden permitirse ese lujo porque los occidentales como nosotros queremos comer quinoa", relató Rob.

Con este proyecto, Greenfield pretende "llegar al grupo privilegiado de personas, las que afectan negativamente a las personas en esos escenarios en los que sus cultivos básicos se han convertido en menos accesibles".

¿Buena alimentación?

Según Hank Shaw, autor de varios libros de cocina y habitante de California, "el problema con este tipo de proyecto es que siempre te enfrentas a un problema de proteínas". "Si está cazando y pescando (Rob) está bien, pero si su única fuente de proteínas son las legumbres necesitará algo más para estar sano", comenta.

Greenfield está de acuerdo con esta afirmación, obtener suficientes proteínas ha sido todo un desafío, pero no imposible. Él va a pescar unas cuantas veces al mes, congelando después lo que captura.

"Irónicamente, los girasoles iban a ser una de mis principales fuentes de proteínas, pero las ardillas se los comían", confesó Rob. A pesar de todo, él "no siente que tenga ningún desequilibrio ni nada por el estilo". "Estoy comiendo una dieta más completa que la que estaba haciendo antes", añadió.

Ver esta publicación en Instagram

The first meal 100% from my gardens and foraged! From my gardens- moringa, katuk, Surinam spinach, longevity spinach, papaya, African blue basil, Cuban oregano, cranberry hibiscus, roselle and red pepper. Foraged- mango, coconut and rainwater. Not a bad first breakfast. I will say though, I have I have had better. it’ll take me a little time to perfect it without the store-bought goodies like almond butter, cinnamon and abundance of ginger and turmeric. I also have to tell you all that although I’m embarking on an entire year of growing and foraging 100% of my food, I don’t think I've ever done it for a single day in my life. I’ve eaten a lot of home grown and foraged food yeah. But down to every ingredient- the oil, herbs, salt, calorie crop- I don’t think I’ve ever done it for even a day. But I’ve been preparing for the last nine months here in Florida, and for the last seven years through education, visiting and working on farms and gardens, planting across the country and so on. Last night I gave my friends the last of my groceries down to every little drop or crumb. I went to a potluck and experienced tastes that I won’t experience again until almost 2020. But at the moment I’m nibbling on the sweetest coconut I’ve ever plucked off a tree. I’m definitely ready! And I’m extremely excited to be on this journey and to have you joining me on here. Learn more: www.robgreenfield.tv/foodfreedom #FoodFreedom #Growyourown#urbanfarming #organicgardening#foraging #urbanforaging #zerowaste#zerowastefood

Una publicación compartida por Rob Greenfield (@robjgreenfield) el11 de Nov de 2018 a las 11:43 PST