Ecologistas exigen el fin del 'maldito plástico' tras recoger 18.000 litros de r
Ecologistas exigen el fin del 'maldito plástico' tras recoger 18.000 litros de r GREENPEACE/PEDRO ARMESTRE

La 'Jornada antiplástico' se ha celebrado en la desembocadura del río Segura y en la playa de Els Tossals de Guardamar. De diez de la mañana a tres de la tarde se han llevado a cabo talleres experienciales para mostrar que "el reciclaje no es suficiente y la necesidad imperiosa de conseguir que las empresas eliminen sus envases de un solo uso para poner freno a la contaminación por plásticos", detalla Greenpeace en un comunicado.

Para las organizaciones, el estado del canal del Segura en su desembocadura es "verdaderamente lamentable" ya que dispone de una barrera que, al no ser gestionada con la frecuencia necesaria por la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), permite que se acumulen grandes cantidades de residuos, animales muertos y otros desechos que contaminan la zona y afectan negativamente a la fauna presente".

Al mismo tiempo, "el alto grado de contaminación plástica de la zona ha permitido que se acumule una ingente cantidad de microplásticos en la playa adyacente", la de Els Tossals. De hecho, "ya se han detectado fragmentos de plástico con contaminantes en el interior de numerosas especies marinas, y se ha demostrado que el ser humano también está ingiriendo microplásticos, incluso a través de la sal de mesa que consumimos".

"Hemos tenido que venir a organizar una actividad para que se le preste atención al problema por parte del ayuntamiento y la CHS. Es evidente que han querido evitar de alguna forma la vergüenza de ser señalados como uno de los puntos de la geografía más contaminados por el maldito plástico. La cuestión es si van seguir preocupados por el tema a partir de ahora y van a trabajar para revertir la situación, o se trata de una actuación puntual de lavado de cara ante la opinión pública", ha subrayado la responsable de la campaña de plásticos de Greenpeace, Alba García.

En este contexto, la organización hace hincapié en que "si bien los esfuerzos colectivos e individuales para recoger y reciclar envases de plástico son importantes y encomiables, no son la solución: Necesitamos poner freno a la producción de plásticos de un solo uso. Para ello, las empresas deben asumir su responsabilidad ante este problema y comprometerse a eliminar sus envases de un solo uso".

Se trata de empresas que "sustentan nuestro moderno estilo de vida de usar y tirar con todos los envases desechables que ponen en nuestras manos diariamente y, por lo tanto, son responsables de gran parte de la contaminación por plásticos que estamos sufriendo". Sin embargo, "ninguna de estas grandes empresas se ha comprometido a eliminar sus envases de un solo uso", como tampoco "se han implementado leyes efectivas para frenar la contaminación por plásticos a nivel nacional, de forma que todos los plásticos de un solo uso, que diariamente se ponen en circulación, siguen sin estar regulados ni controlados".

Paralelamente, Greenpeace advierte que "muchas de estas empresas son también responsables de hacer un intenso trabajo de lobby frente a las administraciones para impedir o retrasar, como en el caso de la Comunitat Valenciana, la implantación de sistemas de depósito, devolución y retorno de envases (SDDR), los únicos que garantizarían la consecución de una recogida superior al 90% de los residuos de envases".

Por todo ello, tras recoger aproximadamente 18.000 litros de basura que de otra forma hubiesen llegado al mar e identificar a qué marcas pertenecen, "con la intención de responsabilizarlas de este problema", durante las próximas semanas analizarán los datos para obtener conclusiones sobre las marcas más contaminantes de la zona.

A la iniciativa se han sumado las asociaciones ecologistas ANSE, Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante, Asociación Hippocampus, Asociación Residuo Cero de la Región de Murcia, Colla Ecologista 'La Carrasca', Margalló-Ecologistes en Acció d'Elx, Greenpeace, Grupo Ecologista Mediterráneo, Mocho Costero y el Grupo de Alicante de WWF España.

HACIA UN FUTURO SIN PLÁSTICOS

Su meta es que "empresas, gobiernos

la sociedad civil apoyen la transición hacia un futuro sin plásticos y tomen medidas inmediatas para facilitar la total transformación de nuestro actual y único sistema de envasado".

Para ello, urgen a que las empresas establezcan metas anuales para reducir de forma continua el impacto del plástico de un solo uso hasta su completa eliminación, además de invertir en la reutilización y en sistemas de distribución alternativos e implementar planes de gestión de residuos que permitan conseguir la recogida del 100% de los residuos plásticos.

Otro de sus objetivos es la puesta en marcha de un modelo que incluya sistemas más eficientes de recogida selectiva, como el 'puerta a puerta', el pago por generación y los sistemas de devolución y retorno de envases, y que permitan una clasificación eficaz.

Consulta aquí más noticias de Alicante.