En concreto, los títulos registraron una caída del 5,4% en la apertura de la sesión al poco de conocerse los resultados anuales del último ejercicio, que ha terminado al cierre con un descenso del 4,4% a un precio de 25,1 euros.

En su último año fiscal, la multinacional textil registró un beneficio neto de 3.444 millones de euros, lo que supone un incremento del 2% respecto al ejercicio anterior y del 12% a tipo de cambio constante.

Las ventas del grupo alcanzaron los 26.145 millones de euros, un 3% más, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 5.457 millones de euros, un 3% superior.

Las ventas a tiendas comparables crecieron un 4%, con avances en todas las zonas geográficas y formatos, así como en tiendas físicas y 'online', al tiempo que las ventas a tipo de cambio constante crecieron un 7%.

Asimismo, las entregas 'online' crecieron un 27% y alcanzaron los 3.200 millones de euros, lo que supone ya el 14% de ventas en los mercados con tienda en Internet.

El margen bruto mejoró 39 puntos básicos, creciendo un 4%, hasta los 14.816 millones de euros, tras mantener las políticas comerciales no promocionales y todo ello en un entorno de "fuerte" impacto negativo de la divisa por la fortaleza del euro.

Pese al avance del beneficio y de las ventas en 2018, se trata del menor crecimiento de las ganancias desde 2008, cuando aumentaron un 0,2%, y también de la facturación desde que la compañía salió a Bolsa. La desaceleración del crecimiento en beneficio y ventas es consecuencia del efecto divisa, según ha explicado la compañía.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.