'Jurassic World: El reino caído'
Fotograma de 'Jurassic World: El reino caído'. UNIVERSAL / EUROPA PRESS

El famoso paleontólogo que inspiró al protagonista de Jurassic Park, el Dr. Alan Grant, está dirigiendo una investigación genética que podría devolver a la vida a los dinosaurios en los próximos diez años.

Otro investigador, Dr. Jack Horner, pensó que la clave para recrear a las criaturas prehistóricas estaba en las cadenas de ADN, sin embargo, la degradación de las mismas con el paso del tiempo ha descartado esta teoría.

Ahora, un grupo de científicos de Harvard y Yale han puesto el foco de atención en las aves, a las que también consideran "dinosaurios", ha explicado Horner a la revista People. "Solo necesitamos arreglarlos para que se parezcan más a un dinosaurio".

El equipo de investigación ha avanzado bastante en la mutación de pollos a las criaturas de las que descendieron, en su intento de revertir la evolución. De hecho, los científicos están intentando insertar los genes de un mamut lanudo en elefantes para recrear a las bestias extintas.

Las principales diferencias entre los dinosaurios y las aves son sus colas, brazos, manos y bocas, por ello, Horner y su equipo ya han empezado a probar su ingeniería inversa en embriones de pollo para que el pico, por ejemplo, se convierta en el hocico de un dinosaurio.

"En realidad, las alas y las manos no son tan difíciles", dijo Horner que aseguró que un 'Chickensaurio' está en camino de convertirse en realidad. "La cola es el proyecto más grande. Pero, por otro lado, hemos podido hacer algunas cosas que nos han dado la esperanza de que no llevará mucho tiempo".

Ante esta noticia, el famoso actor de la saga Jurassic Park, Jeff Goldblum, ha comentado en Twitter sobre los hallazgos científicos, haciendo una referencia a la película de Steven Spielberg: "Vuestros científicos estaban más preocupados por ver si podían o no hacerlo, pero no pensaron si debían...".