El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska.
El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska. EP

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha comentado este lunes que ve "bien encaminado" su inclusión como cabeza de lista del PSOE por Cádiz y ha defendido la aprobación de los decretos por "urgente necesidad", ya que el Gobierno no entra en funciones hasta la celebración de las elecciones generales del 28 de abril.

"Parece ser que el Gobierno tenemos que estar callados indefectiblemente, generándonos indefensión absoluta", ha lamentado Grande-Marlaska en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, negando ánimo electoralista en la aprobación de los reales decretos del Consejo de Ministros. "No creo que ninguna rueda de ministros se haya utilizado para eso", ha dicho sobre pedir el voto después del Consejo de Ministros.

Según el ministro del Interior, se hace "lo normal y lo que se ha hecho siempre, salvo que generemos patologías extrañas, informar de lo que se ha acordado por el Consejo de Ministros". Grande-Marlaska cree que los ciudadanos les criticarían por centrarse en exclusiva en preparar las elecciones generales del 28 de abril y ha recordado que es la Diputación Permanente la que tiene que convalidar esos decretos leyes aprobados los viernes por el Gobierno de Pedro Sánchez, una vez disueltas las cámaras.

Sobre su propuesta para ir de 'número uno' por Cádiz, el ministro del Interior ha recordado que así lo ha aprobado el comité provincial, aunque ahora hay que esperar al PSOE regional y luego, posteriormente, al Comité Federal de listas que es el día 17 de marzo. "Pero parece que va bien encaminada la posibilidad de que yo vaya por número uno en Cádiz", ha dicho.

Al ser preguntado por su vinculación con Cádiz, Grande-Marlaska ha contestado explicando que desde hace seis o siete años pasa la primera semana del año en Rota con su marido y sus tres perros, concretamente en una casa de su hermana en Costa Ballena. "No es mucho", ha reconocido, añadiendo: "Todos estos últimos seis o siete años que empiezo en Cádiz no me han ido mal, tengo esa relación con ellos".

También ha comentado que durante los ocho meses como ministro el Interior ha tenido una "preocupación máxima" por los problemas de seguridad en Cádiz, en concreto por "acontecimientos del Campo de Gibraltar" del que no ha querido dar detalles para que luego no se le pueda "malinterpretar".

En este punto es cuando le han preguntado si se refería a que alguien le pueda criticar por hablar de las políticas en el Campo de Gibraltar con ánimo electoralista, a lo que ha contestado: "Parece ser que el Gobierno tenemos que estar callados indefectiblemente, generándonos indefensión absoluta".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.