Pedro Sánchez y Susana Díaz
El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la secretaria general del PSOE-Andalucía, Susana Díaz; y el alcalde de Granada, Francisco Cuenca. Miguel Ángel Molina / EFE

Los militantes del PSOE de Andalucía, que votaron este miércoles la composición de las listas al Congreso de los Diputados para las próximas elecciones generales, relegaron  a los cuatro ministros del Ejecutivo de Pedro Sánchez que el presidente del Gobierno quiere que encabecen esas listas en las provincias en las que concurren.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a quien Sánchez situaba como cabeza de lista por Sevilla, quedó en el undécimo puesto tras la votación en las asambleas sevillanas. Los otros tres propuestos —el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para la lista de Cádiz; el de Agricultura, Luis Planas, para la de Córdoba; y el de Cultura, José Guirao, para Almería— no llegaron a figurar en las listas de candidatos facilitadas tras las votaciones de las bases.

El diputado Antonio Pradas, que encabezó la lista del PSOE al Congreso por Sevilla en las últimas elecciones generales, fue el que recibió el mayor apoyo de las asambleas sevillanas para la candidatura de los comicios del 28 de abril, que la Ejecutiva provincial deberá elaborar el sábado, informa Efe.

Con el 96% del escrutinio, Pradas, una de las personas de confianza de la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, logró el mayor respaldo, mientras que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, figuraba en el mencionado puesto número once y el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Goméz de Celis, en el doce.

Para el Senado, los tres más votados fueron María José Fernández, Fernando Zamora y Amalia Rodríguez, todos "susanistas".

Tras las votaciones en las 116 asambleas de la provincia (11 de la capital), la Ejecutiva Provincial se reunirá el próximo sábado para confeccionar la lista, que será sometida ese mismo día a votación en el Comité Provincial. La participación global en las asambleas se ha situado entre el 30% y el 40%.

La decisión final, en el Comité Federal

La última palabra la tendrá el Comité Federal, máximo órgano entre congresos, y en este momento se desconoce si se logrará llegar a un acuerdo con los "sanchistas" antes del sábado para elaborar una candidatura de consenso y evitar que ésta sea modificada en el último momento, aunque fuentes del PSOE-A insistieron a Efe que "no es objeto de discusión" que los ministros andaluces encabecen las candidaturas.

El proceso asambleario no ha estado exento de tensión al haberse difundido antes de que la militancia se pronunciara nombres de posibles candidatos del sector sanchista, lo que fue afeado por la dirección del PSOE sevillano.

También ha terciado la dirección regional del partido, que, aunque este martes aseguró que no es "objeto de discusión" que los ministros andaluces encabecen en las capitales las candidaturas para las elecciones generales, apostó por un acuerdo "global" y sin "imposiciones".

Así, fuentes del PSOE-A criticaron que los sanchistas hayan intentado "copar" los primeros puestos de las listas "sin atender a lo que diga la militancia".

La dirección provincial recalcó, en palabras recogidas por Efe, que está cumpliendo "escrupulosamente" con el procedimiento aprobado en el 39 Congreso Federal del PSOE y recordó que son las asambleas locales las que con "absoluta libertad" están haciendo sus propuestas de candidaturas.