Luis Liz Marzán.
Luis Liz Marzán. CIC BIOMAGUNE - Archivo

"No podemos aspirar a convencer a los políticos de que es necesaria la inversión pública en Ciencia si la sociedad no está convencida y por lo tanto yo creo que el acercarse sobre todo a los chavales en edades más tempranas es una obligación", ha explicado a Europa Press con motivo de la conferencia que impartirá este miércoles 13 de marzo en el IES La Cala de Mijas (Málaga).

Este centro participa en el 'Proyecto Erasmus+: Universe, an odyssey of space and time', financiado por la Unión Europea, (con centros de Holanda, Portugal, Lituania y Reino Unido) que profundiza sobre todo lo relacionado con el espacio, el universo y el conocimiento del mismo, potenciando, mediante la robótica en el aula, la formación STEM en todo el alumnado (con especial interés en las alumnas que no suelen elegir esta vocación).

En este marco, Liz Marzán ha preparado una charla en la que intentará hacer ver a los estudiantes "que para poder investigar lo que pasa en el espacio es necesario también contar con nuevos materiales, en concreto con los llamados nanomateriales, dado que ofrecen posibilidades que serían prácticamente imposibles con otro tipo de materiales".

El científico ha explicado que el campo de los nanomateriales es muy variado y van desde la medicina y la biología -el suyo- hasta energía, con "el desarrollo de células fotovoltaicas más eficientes o nanoestructuras de carbono que ayudan a separar cargas".

En cuanto a su trabajo ha especificado que está centrado en "materiales que permiten hacer una medición muy sensible de moléculas en distintos sitios e intentamos aplicar esos materiales y esas técnicas a la detección de marcadores de enfermedades de forma de que el diagnóstico se pueda hacer de una manera mucho más temprana".

Pero también se dedican al diseño de otros que puedan ayudar a entender cómo funcionan ciertas enfermedades. En este sentido ha explicado que han realizado trabajos para entender la comunicación entre bacterias y los mecanismos que llevan a la aparición de infecciones.

"Ahora mismo estamos trabajando en el diseño de materiales que permitan simular la actividad de tumores de manera que en el laboratorio podamos observar cómo reaccionan los tumores a distintos estímulos, que pueden ser fármacos o variaciones ambientales, de forma que eso nos ayude también a tener herramientas más eficaces a la hora de combatirlos", ha añadido.

Para ello usan impresión en tres dimensiones para fabricar "una especie de soportes tridimensionales" donde incluyen células tumorales, células sanas y también otros materiales "que de forma habitual están presentes en el tejido en humanos, de manera que simulemos lo más parecido posible el comportamiento del tumor dentro del cuerpo".

INVERSIÓN EN I+D

Estos "complejos" trabajos no serían posible sin la inversión en investigación, que en su caso es "abundante porque hemos conseguido ayudas de distintas agencias y algunas de las ayudas más cuantiosas que se conceden en Europa y eso nos ha permitido dotar no solamente de instrumentación avanzada sino también de personal cualificado que es prácticamente imprescindible para poder llevar a cabo un proyecto científico", ha resaltado.

Sin embargo, esto no ocurre en el resto de España, donde "todavía hay un déficit importante de apuesta por la investigación y el desarrollo", ha lamentado Liz Marzán.

"Eso es un dato objetivo, los datos son públicos: mientras que el promedio de inversión en I+D en Europa está en torno al dos por ciento del PIB, en España el promedio está en torno al uno por ciento", ha señalado.

Por estos motivos ha considerado que "es una apuesta mucho más débil de la que deberíamos si realmente queremos estar a la cabeza de algunos campos científicos, ya no digo de todos, y con posibilidades de general productos propios que puedan ayudar a mover la economía".

A pesar de las circunstancias de la inversión y la falta de recursos "hay muchos grupos de investigación que hacen un trabajo excelente y que compiten a nivel internacional al más alto nivel", ha resaltado.

En este sentido, ha recordado que "el problema es que hay muchos otros grupos de investigación, muchos otros investigadores que prácticamente han tenido que dejar de investigar porque no existen fondos suficientes para poder hacerlo".

Por estos motivos ha hecho hincapié en la divulgación científica en edades tempranas, ya que "nosotros trabajamos gracias a los impuestos de los padres y las familias de todos estos chavales y por lo tanto tenemos la obligación también de contarles qué hacemos y ayudar a mejorar su formación", ha concluido.

PROYECTO ERASMUS + EN EL IES LA CALA DE MIJAS

Con motivo del Proyecto Erasmus +, el curso pasado el profesorado del centro tuvo la oportunidad de formarse en el ESEC(ESA) de Redu (Bélgica) para preparar los talleres de robótica mediante los contenidos de ESA Education, según han explicado desde la Jefatura de Estudios del IES.

También durante el curso pasado, pudieron ir a Hull, cerca de York, donde visitaron la nave SOYUZ TMA-19M de Tim Peake (ESA), y durante este curso han realizado un viaje con alumnado de segundo de Bachillerato a Covilha (Portugal), donde recibieron clases del profesor Carvalho, padre del primer satélite portugués PO-SAT 1 y visitar el ESERO de Portugal en Lisboa.

Ahora en el centro recibirán a 18 alumnos de Lituania, Reino Unido, Holanda y Portugal y durante los días 11-15 de marzo de 2019 trabajarán en construir robots Lego-Arduino autónomos que se muevan en la maqueta de la superficie marciana del instituto.

El programa de actividades comienza el lunes 11 con el recibimiento por alcaldes y cuerpos consulares de los distintos países participantes y el martes visitarán el único telescopio robotizado de España sito en La Mayora -BOOTES-2 del IAA-CSIC-.

Además, acudirán al Parque de las Ciencias de Granada y al ESERO-SP de la Agencia Europea del Espacio, recibirán conferencias de F.R. Villatoro (bioinformático y divulgador científico de la UMA), a la que se seguirá la de Luis Liz Marzán sobre nanotecnología.

Consulta aquí más noticias de Málaga.