Así, en términos absolutos, los juzgados navarros tramitaron 162 ejecuciones hipotecarias en 2018 frente a las 171 de 2017, según el informe 'Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales' que este viernes ha hecho público la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial.

En el conjunto de España, los lanzamientos derivados de ejecuciones hipotecarias han mostrado una disminución interanual del 15,7%, con lo que son ya 14 los trimestres consecutivos en los que se produce un decremento; los derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos, por el contrario, han vuelto a aumentar por sexto trimestre consecutivo, aunque lo han hecho un 3,9%, un porcentaje inferior al del trimestre anterior, que fue del 7,9%.

En Navarra, respecto a los lanzamientos por impagos de rentas de alquiler de viviendas o locales comerciales, el estudio recoge unos datos similares a los del año anterior, ya que se practicaron 255 en 2018 y 254 en 2017.

Por su parte, en los monitorios, procedimientos que sirven para reclamar deudas dinerarias líquidas, determinadas, vencidas y exigibles, e incluyen las cantidades debidas en concepto de gastos comunes de comunidades de propietarios de inmuebles urbanos, el número de asuntos aumentó el pasado año un 9,6%, al contabilizar un total de 4.676 frente a los 4.265 de 2017.

De igual forma, el pasado año se mantuvo la misma tónica en el número de concursos presentados, ya que se registraron 46, uno menos que en 2017.

DESCIENDEN UN 7,8% LOS DESPIDOS PRESENTADOS

Por lo que respecta a la jurisdicción social, el número de demandas por despido presentadas en 2018 fue de 833, 70 menos que el año anterior, en el que se incoaron 903, es decir, un descenso del 7,8%.

Además, los juzgados de lo Social tramitaron el pasado año 1.200 reclamaciones de cantidad frente a las 1.118 de 2018, lo que supone un incremento del 7,3% respecto al mismo periodo del año anterior.

Consulta aquí más noticias de Navarra.