María Solana, en una comparecencia en el Parlamento a petición de EH Bildu, ha afirmado que el proyecto de la nueva ley "tenía forma, contenido y estaba en el Congreso, pero ahí se va a quedar". "Es una gran pena porque era muy necesario derogar la Lomce, a pesar de que muchas Comunidades ni siquiera han podido cumplir la ley. Tan mala era la Lomce que ni siquiera se podía cumplir", ha criticado.

La consejera ha explicado los trabajos que ha hecho Navarra, junto con otras Comunidades Autónomas, para realizar aportaciones a la nueva ley que ha estado diseñanado el Ministerio, y ha señalado que el Ejecutivo foral dio "un apoyo rotundo al texto que estaba sobre la mesa". "Ya habíamos matizado que era mejorable", ha indicado, pero ha precisado que "sin ninguna duda" el Ejecutivo foral apoyó el proyecto porque consideró que "era bueno y podía haber venido a solventar muchos problemas".

María Solana ha valorado que, mientras la Lomce se aprobó "sin negociación" y de forma "unilateral", el Ministerio ha abierto el nuevo proyecto "a la participación y todas las Comunidades han tenido oportunidad de hacer aportaciones".

Por su parte, el director general de Educación, Roberto Pérez Elorza, ha explicado que el primer encuentro entre las Comunidades y el Ministerio para trabajar en una nueva ley tuvo lugar en noviembre de 2018 y desde entonces el Gobierno foral ha venido realizando distintas aportaciones.

Navarra defendió, entre otras ideas, que "el mundo educativo necesita un pacto, una fase amplia de estabilidad legal educativa para poder conseguir que el sistema tenga una ley de referencia sin continuos movimientos".

La portavoz de EH Bildu, Miren Aranoa, ha lamentado que finalmente la ley no vaya a ser aprobada esta legislatura y ha considerado que era "una pilar democratizador contra una ley obsoleta que respondía más a características decimonónicas que de un país europeo del siglo XXI".

El portavoz de UPN, Alberto Catalán, ha afirmado que "la educación requiere estabilidad, seguridad y tiempo, y las prisas no son nada adecuadas, no se puede cambiar una ley educativa en función del Gobierno de turno". "Es fundamental el diálogo, el consenso y el entendimiento, y seguimos abogando por un pacto educativo, porque es una cuestión de Estado", ha indicado.

La parlamentaria de Geroa Bai Isabel Aranburu ha afirmado que "esta comparecencia es el relato de lo que pudo ser y no fue", y ha lamentado que "lo que se ha perdido es más de lo que se podía suponer, porque los trabajos estaban muy avanzados". También ha compartido la "necesidad" de un pacto educativo.

Por parte de Podemos-Orain Bai, Tere Sáez ha compartido que "hay que insistir en que hace falta un pacto educativo, pero no puede ser algo formal de hacer un papel y ya está, tiene que tener desarrollo claro y recursos".

El portavoz del PSN, Carlos Gimeno, ha valorado el "trabajo institucional" que el Gobierno de Navarra ha realizado con el Ministerio participando en distintas reuniones y ha afirmado que la Lomce, "desde un punto de vista técnica jurídica, no podía derogarse en su totalidad, porque era quedarse sin legislación educativa". "El objetivo era derogarla y elaborar una nueva ley", ha apuntado.

Por parte del PPN, Javier García ha señalado que la Lomce "tiene unos resultados bastante positivos en cuanto a reducción del abandono escolar y en cuanto a términos de calidad, pero desde el minuto uno hay que criticarla porque es una reforma del Partido Popular".

Consulta aquí más noticias de Navarra.