Terrazas en primaverac
Una terraza en primavera. EUROPA PRESS

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este fin de semana en general tiempo seco y estable, con temperaturas máximas que podrían alcanzar hasta los 30 grados en zonas de la Comunidad Valenciana y Aragón, más propias de junio que de marzo.

Mayoritariamente, las temperaturas serán muy similares a las experimentadas durante la semana y el tiempo se mantendrá seco y soleado, gracias a la influencia del persistente anticiclón europeo, que mantendrá las temperaturas entre 5 y 10 grados por encima de lo habitual para estas fechas en gran parte del país.

No obstante, si se producirán algunos pequeños cambios. Por un lado, es posible que se produzcan algunas lluvias en el oeste de Galicia y en el cantábrico oriental, que podrían llegar hasta Asturias y León. Las temperaturas diurnas bajan en el área mediterránea y Andalucía, con pocos cambios el resto. Las temperaturas mínimas también cambian poco, predominando una ligera bajada en el área mediterránea. Se darán algunas heladas débiles en Pirineos, el sistema ibérico y gran parte de la meseta Norte.

No se esperan vientos fuertes, excepto los que podrían entrar a partir del sábado en Galicia desde el atlántico.

El sábado estará nuboso con probabilidad de lluvias en el Cantábrico oriental y Pirineos occidentales.  En el resto, tiempo estable. El domingo sí hay chubascos en Galicia de cierta intensidad en el pronóstico, principalmente por la tarde.

Durante la próxima semana, se espera que comiencen a oscilar más notablemente las temperaturas, dándose una sucesión de bajadas y subidas a medida que el aire más fresco del frente atlántico se adentre en la península.