Debido a que Koldo Pastor es un compositor en plena actividad de creación, la fórmula escogida para la donación consiste en su articulación en fases. En concreto, esta primera donación consiste en una muestra significativa de su obra musical, que incluye partituras originales en papel y en formato digital, sobre las que se ha creado el Fondo Koldo Pastor.

La parte restante de su legado llegará al Archivo en sucesivas entregas, conforme a la voluntad del compositor y en tanto persista su actividad creadora, ha explicado el Gobierno navarro en un comunicado.

En concreto, la documentación constitutiva del legado de Koldo Pastor que se ha incorporado al Archivo de Navarra, con la que arranca el Fondo que lleva su nombre, consiste en las partituras originales en papel de las creaciones Kantatzera nuazu y Ametsean, así como partituras en formato digital de diversas obras.

Completan la donación inicial el texto mecanografiado de la obra El método Martenot aplicado a la enseñanza de la Armonía (1994) y los tres CD Don Fernando. In memoriam Fernando Remacha (2018), Iruñeako Taldea-Musikagileak / Grupo de Pamplona - compositores (1996) y Sanférmico (1998).

En conformidad con las especificaciones del acuerdo de donación, junto con la responsabilidad de garantizar la conservación del legado, el Archivo de Navarra adquiere el compromiso de promover, tanto su difusión, a través de actividades de mediación cultural y pedagógicas, como la investigación científica.

Consulta aquí más noticias de Navarra.