Cinco usos del secador de pelo que probablemente no sepas
El secador tiene múltiples usos dentro del hogar. Pixabay

El secador es uno de los elementos indispensables para el cuidado personal, sobre todo en invierno para no irse a la cama o salir a la calle con el pelo mojado. Pero el mejor aliado en el cuarto de baño, además de ayudar a secar y a peinar el cabello, tiene múltiples usos dentro del hogar.

Plancha 

A veces, la ropa elegida por la mañana tiene varias arrugas lo suficientemente visibles para tener que planchar. Pero si no hay tiempo suficiente para sacar la plancha, el secador puede ser un gran aliado. Solo hay que humedecer las arrugas y aplicar aire caliente directamente sobre la zona arrugada.

Aspirador eléctrico

El secador ayuda a quitar el polvo de las zonas en las que no llegamos con la mano. Aplicar aire frío hace que el polvo se desplace hacia partes que son más fáciles de acceder para luego poder barrer o limpiar con un trapo.

Elimina la cera y las pegatinas

La cera de las velas se puede quedar pegada al mueble o al suelo. Para conseguir quitarla sin rayar nada, solo hay que aplicar calor hasta que la cera se ponga blanda. Algo parecido pasa con las pegatinas, con el secador se consigue aflojar el pegamento para no tener que rascar.

Desempaña el espejo

Con el secador se elimina el vapor que se acumula en el espejo tras una ducha. Una solución rápida y eficaz para no tener que frotar con la mano y poder vernos.

Limpia los dibujos de las paredes

Una solución para conseguir quitar los rayones o los dibujos en las paredes que han hecho los niños es aplicar calor sobre el dibujo y después pasar una toallita húmeda. A veces la mancha no desaparece del todo pero sí que se consigue disimularla.