El presidente del Comité de Empresa, Rafael Souto (UGT), ha explicado que la protesta llega despoués de que el viernes 22 de febrero, "de manera sorpresiva, por videoconferencia", les anunciasen la presentación de un concurso de acreedores y el cierre de las instalaciones, cuando estaban dando "a conocer el nuevo comité de empresa".

Souto ha incidido en que a partir de este momento tienen previsto "realizar concentración y movilizaciones, para que desde Barcelona vean que están en contra de este cierre", al estimar que esta decisión se ha debido "a que están jugando con el grupo de empresas que tienen".

Así, el representante sindical ha recordado que la compañía cuenta con una planta en Portugal y otra "recién estrenada en Polonia, en las que han invertido más de 40 millones de euros", mientras en la de Narón "están negando todo, ya que existía un plan de viabilidad, por sentencia judicial, en el que se les obligaba a invertir cinco millones de euros, algo que no hacen ni quieren hacer".

También ha asegurado que esta medida no se la esperaban y les ha cogido "a todos por sorpresa". A pesar de que "las máquinas son obsoletas", ha remarcado que no contaban con esta decisión.

DESLOCALIZACIÓN

El representante de UGT también ha denunciado que parte de la producción que tenían la han llevado "estos días" para la planta de Portugal". "Nosotros tenemos trabajo y así los compañeros que estaban haciendo determinadas tareas tenían trabajo para varios meses, con una producción contratada y con clientes", ha apuntado, "varios camiones fueron desviados y hay almacenado en el exterior de la planta unas 160 toneladas" de material elaborado.

Souto ha trasladado, en una comparecencia ante los medios, que la empresa les ha concedido a los trabajadores un permiso retribuido, para que no vayan a trabajar, que no han aceptado. Ante esto, se presentarán "en la planta todos los días y según los turnos" establecidos.

La parte social también ha criticado que a principios de 2018 la dirección de Poligal presentara un plan industrial "con unos planes de expansión, pero nunca contando con la planta de Narón, a pesar de ser la matriz y la que más especialidades tiene y referencia, y que por ahora no pueden hacer las otras dos plantas", situadas en Arcos de Valdevez (Portugal) y Polonia.

APOYO DE EN MAREA

En esta concentración se ha dado cita la diputada Yolanda Díaz, de En Marea, que ha acusado a la dirección de Poligal de ejecutar "un proceso claro de deslocalización, con la inversión de hasta nueve millones de euros en la nueva planta de Polonia", en donde Díaz ha reclamado "la actuación del Gobierno de España" para evitar "continuar asistiendo a procesos de deslocalización con la aportación de recursos públicos".

Según la diputada de En Marea "esto es un disparate, sobre todo en una comarca que es una de las más golpeadas no solo de Galicia, sino a nivel de Estado, y que la sitúa en una de las peores situaciones sociolaboral" de todo el país.

Díaz ya ha asegurado que la formación va a "actuar" y que permanecerá atenta a lo que ocurre en el proceso del concurso de acreedores, "para tener más datos, ya que han incumplido el compromiso, que tenían por sentencia judicial, de una inversión de seis millones de euros, destinando por contra estos fondos a la nueva planta de Polonia".

Por última Díaz, ha reclamado "mano dura", al estimar que es necesario conocer "el proceso de gestión" de esta planta, ya que "de existir un proceso de descapitalización, como son casi todos, queremos que se abra la mano a la responsabilidad".

GOBIERNO LOCAL

En la concentración de este sábado también han estado presentes responsables del gobierno de Narón, en donde su primer teniente de alcalde, Guillermo Sánchez (TeGa) ha asegurado que "esto ha sido una sorpresa" y que apoyarán a los trabajadores. "Aguardemos que este tipo de empresas, que siempre están pidiendo subvenciones, que esta decisión no sea por este motivo", ha agregado.

Sánchez también ha trasladado que "esta decisión es grave para los trabajadores y también para el Ayuntamiento de Narón".

NUEVA MOVILIZACIÓN

La próxima movilización convocada tendrá lugar el próximo lunes, 25 de febrero, con una marcha que partirá a las 10,00 horas desde la fábrica dedicada a la producción de film de polipropileno para el sector de la alimentación, y que se dirigirá al Ayuntamiento de Narón, en donde los integrantes del comité de empresa serán recibidos por los portavoces municipales.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.