José María Barreda
José María Barreda en una imagen de archivo. PSOE

El expresidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, abandona la política y se prepara para ingresar en la Universidad de Castilla-La Mancha como profesor de Historia Contemporánea. Lo hará en cualquier momento después de que el 5 de marzo se disuelvan las Cortes, aunque en una conversación informal con periodistas en el Congreso ha admitido que "me tengo que reciclar".

Barreda ha sido muy crítico con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por ejemplo por cuestiones relacionadas con el diálogo con los independentistas. Hace unas semanas, fue uno de los dirigentes socialista que criticaron la cesión de la figura del relator en la mesa de partidos que el Gobierno negociaba con la Generaliat. Como consecuencia, el grupo del PSOE le retiró de la Diputación Permanente, el órgano reducido que suple al Pleno cuando las Cámaras están disueltas.

De cara al 28-A, se confirma que Barreda no irá en las listas del PSOE porque, independientemente de lo que decida el partido, él ya ha pedido su ingreso en la Universidad.

Según ha dicho, lleva décadas sin da clase, desde que llegó a la primera línea de la política, aunque ha dado algún curso de doctorado. Sí mantiene el contacto con los profesores de su departamento, con lo que ha dicho que "hay buen rollo".

También le apetece dar clase y la relación con los alumnos. "Estoy contento, me hace ilusión", ha afirmado.