Según ha precisado la Consellería en un comunicado, las medidas adoptadas incluyen la detección de posibles nuevos casos en el centro, así como su tratamiento mediante la aplicación de una crema en, al menos, dos ciclos separados por una semana.

Asimismo, el protocolo incluye un tratamiento preventivo de los usuarios y trabajadores del centro que debe realizarse el mismo día. Además, el cuidado debe efectuarse en el momento del segundo ciclo del tratamiento para facilitar el control de la enfermedad.

La sarna o escabiosis es una enfermedad cutánea producida por el ácaro Sarcoptes scabiei. En concreto, se transmite a través de un contacto prolongado y sostenido de piel con piel, aunque también puede contagiarse mediante la ropa de vestir, la ropa de cama y las toallas, entre otros.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.