La actriz Jennifer Aniston cumple este lunes 50 años, motivo por el que ha querido celebrarlo por todo lo alto este fin de semana en una fiesta en Los Ángeles. A ella han acudido muchas caras conocidas de Hollywood, pero la que más ha llamado la atención ha sido la de su exmarido Brad Pitt.

Según confirman medios como TMZ o la revista People, el actor, de 55 años, fue visto en el exterior del hotel donde lo celebró (Sunset Tower Hotel) con una visera para evitar ser reconocido por los paparazzi.

No ha sido el único ex de Aniston presente en la fiesta, ya que también ha acudido el músico John Mayer, también expareja de Katy Perry, presente en el evento.

La lista de invitados ha estado repleta de conocidos actores como George Clooney —que acudió con su mujer Amal—, Reese Witherspoon, Robert Downey Jr., Kate Hudson, Orlando Bloom, Demi Moore y Gwyneth Paltrow —expareja también de Pitt—.

También han estado presentes la cantante Barbra Streisand, la presentadora Ellen DeGeneres y sus dos compañeras de reparto en la serie Friends: Lisa Kudrow y Courteney Cox, que también se ha encontrado allí con su exmarido, David Arquette.

Su esperado regreso a la televisión

La pequeña pantalla, el lugar en el que Jennifer Aniston fue toda una reina con Friends, volverá a abrir las puertas a la actriz para regresar al frente de una serie.

De la mano del gigante tecnológico Apple, que lleva tiempo planeando su desembarco en el competido mundo de la televisión y las plataformas de streaming, Aniston será una de las protagonistas de una serie que girará en torno a un programa matinal de noticias, un género con una gran tradición en Estados Unidos.

Aniston, que además será productora ejecutiva de esta serie todavía sin nombre, tendrá como escuderos en esta aventura a dos pesos pesados de Hollywood: Witherspoon, que viene de brillar en Big Little Lies; y Steve Carell, todavía muy recordado por sus surrealistas andanzas en The Office.

Esta serie, que al menos tendrá dos temporadas y veinte episodios, no solo será una de las grandes apuestas de Apple para la televisión, sino que supone el primer papel de Aniston en la pequeña pantalla desde Friends.

La vida después de 'Friends'

El próximo septiembre se cumplirán 25 años del primer episodio de esta comedia, que cerró en 2004 diez temporadas de éxitos tras 236 episodios en antena, pero Friends sigue siendo un fenómeno para incontables aficionados en todo el mundo que todavía están dispuestos a ver, una y otra vez, las peripecias de Rachel, Monica, Phoebe, Ross, Chandler y Joey.

Netflix ha contribuido a perpetuar la pasión sobre Friends hasta extremos sorprendentes. A finales de 2018, el rumor de que la serie iba a salir del catálogo de la plataforma se extendió por las redes sociales rodeado de lamentos apocalípticos de sus seguidores.

Afortunadamente, poco después Netflix confirmó que Friends seguirá en su oferta al menos durante 2019, pero para eso tuvo que abrir la hucha: según The New York Times, la plataforma digital pagó 100 millones de dólares a Warner para conservar la serie durante este año.

De los seis intérpretes que rozaron el cielo con Friends, Aniston fue la que más cartas tenía para convertirse en una estrella. Sin embargo, la carrera en el cine de la intérprete no terminó de despegar todo lo alto que apuntaba, aunque sí lo intentó alternando comedias para todos los públicos con cintas con un aire más indie.

Así, la filmografía de Aniston incluye filmes como The Good Girl (2002), Como Dios (2003), Y entonces llegó ella (2004), Cómo acabar con tu jefe (2011) o Cake (2014).

El año pasado estrenó en Netflix la película Dumplin, que pese a recibir buenas críticas no logró sobresalir en la oceánica e inabarcable oferta de esta plataforma. No obstante, Aniston tendrá una nueva oportunidad este año en Netflix gracias al filme Murder Mystery, donde se reencontrará con Adam Sandler tras el largometraje Sígueme el rollo (2011).

Pese a no haber brillado especialmente en la gran pantalla, Aniston conserva el gancho y la fama entre el público, algo que se puede comprobar al ver que fue la tercera actriz con más ingresos en 2018, solo por detrás de Scarlett Johansson y Angelina Jolie.

Vida personal: dos divorcios y muchos rumores

La vida privada de Aniston ha sido, además, un foco habitual de los paparazzi y la prensa del corazón, que constantemente ha inventado rumores disparatados sobre relaciones sentimentales o supuestos embarazos de la actriz.

"Vivimos en una sociedad que le dice a las mujeres: 'A esta edad deberías estar casada, a esta edad deberías tener niños", dijo Aniston a la revista Elle el pasado diciembre.

"Eso es un cuento de hadas. Ese es el molde del que lentamente estamos tratando de escapar", agregó la artista, que siempre ha tratado de proteger su vida privada y que no tiene perfiles oficiales en Twitter o Instagram.

Aniston ha estado casada en dos ocasiones: con Brad Pitt, de 2000 a 2005; y posteriormente con Justin Theroux, de quien se divorció a finales de 2017 tras algo más de dos años de matrimonio.