POLICÍA NACIONAL

Las investigaciones que han llevado a estos arrestos se iniciaron en enero, cuando funcionarios del Grupo de Atracos de la Jefatura Superior de Policía de Aragón observaron que se habían producido varios robos en establecimientos regentados por ciudadanos de nacionalidad china y en una gasolinera.

Uno de los atracadores accedía a los establecimientos con el rostro tapado por un casco integral de moto y llevando una escopeta de cañones recortados, con la que amenazaba al empleado para que le entregase el dinero de la recaudación. El otro implicado en los robos esperaba en el exterior con un ciclomotor para emprender la huída.

El 8 de febrero, en el transcurso de la investigación, una patrulla policial observó a dos sospechosos en una finca en ruinas, situada en la autovía Madrid-Barcelona. Al identificarlos pudieron comprobar que tenían un ciclomotor con despiece de diferentes vehículos.

Al parecer, los atracadores utilizaban la finca para guardar los objetos que robaban y el despiece de vehículos que sustraían, por lo que fueron detenidos y trasladados a dependencias policiales para la elaboración del correspondiente atestado.

Investigaciones posteriores, llevadas a cabo por la Brigada Regional de Policía Judicial, han determinado la presunta autoría de los arrestados en al menos cuatro atracos de diferentes establecimientos de Zaragoza. Los agentes han recuperado varios efectos procedentes de los robos, que serán entregados a sus legítimos propietarios.

Los detenidos, a quien les constan numerosos antecedentes por distintos ilícitos penales, ha sido puestos este domingo a disposición de la Autoridad Judicial.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.