Según ha señalado la Xunta en un comunicado, la actividad ambulatoria se considera "una práctica beneficiosa para el paciente" y que conlleva "una mejor utilización de los recursos".

Por su parte, el Sergas realizó más de 3,5 millones de pruebas diagnósticas el año pasado, casi 50.000 más que en 2017. "La mayor parte de estas fueron radiologías convencionales, ecografías, TAC y resonancias magnéticas, que suponen un 67% del total", ha apuntado el Gobierno autonómico.

Asimismo, se registraron un total de 243.515 ingresos hospitalarios, 2.493 más que el año anterior, aunque "se ha mantenido la tendencia descendente del tiempo medio de estancia en los hospitales del Sergas, con 7,76 días".

Según datos de la Xunta, el Servizo Galego de Saúde realizó más de 26,6 millones de consultas de atención primera, de las cuales casi 3 millones fueron por teléfono. "Esto quiere decir que el 9,63% de las consultas de atención primaria del año pasado fueron por vía telefónica, llegando al 14,75% en el caso de los médicos de familia".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.