Nicolás Maduro ha tildado este lunes de "nefasta" la decisión del jefe del Gobierno de España, Pedro Sánchez, de reconocer al líder del Parlamento del país caribeño, Juan Guaidó, como presidente "encargado" de Venezuela.

"El Gobierno cobarde de España ha tomado una decisión nefasta en la historia de las relaciones entre España y Venezuela", dijo Maduro en un acto televisado con militares en el estado de Aragua (norte) al referirse al tema.

"Yo le digo al señor Pedro Sánchez: Dios no lo quiera, pero si algún día se concretara el golpe de Estado, si algún día se concretara una intervención militar gringa, sus manos, señor Pedro Sánchez, quedaran llenas de sangre (...), quedará manchado en sangre para siempre", añadió.

Maduro, en el poder desde 2013, afirmó que Sánchez será recordado "como un pelele que se puso al servicio de la política guerrerista" del mandatario estadounidense, Donald Trump, al que acusa de promover un golpe de Estado en Venezuela.

Por su parte, Guaidó agradeció el "gesto" del Gobierno español, que consideró como un "respaldo y compromiso" con la democracia venezolana. El opositor elevó la tensión política en Venezuela al asumir las competencias del Ejecutivo hace casi dos semanas, un acto que el presidente Nicolás Maduro cataloga como "autoproclamación" y rechaza.

Asimismo, Guaidó lideró desde su alto cargo en la Cámara la petición a 46 países para que sean congelados los activos de Venezuela en esos territorios, y nombró embajadores en 10 países americanos y ante el foro Grupo de Lima, crítico con Maduro.