tumbas
Se estudiarán los casos de los que tienen nicho en propiedad.

Parece que el Descanso en Paz en Pontevedra tiene fecha de caducidad.

Cinco décadas será el máximo periodo de tiempo que cualquier ciudadano podrá rentar su tumba. No en vano, tener un nicho o un panteón en propiedad en alguno de los cinco cementerios en los que tiene competencia el Ayuntamiento (San Amaro, Campañó, Lourizán, Bora y Ponte Sampaio) dejará de ser posible en cuanto se apruebe el Reglamento Interno de Cementerios.

La normativa se aplicará en las concesiones de los nichos y panteones de la 4ª fase de ampliación de San Amaro

La noticia normativa impedirá la venta de las tumbas, concesiones a perpetuidad, y contemplará su alquiler por un período de 50 años, prorrogable otros diez.

El administrador de Cementerios, Augusto López, y los técnicos municipales preparan un documento basado en otros modelos de reglamentos de cementerios que siguen otros ayuntamientos, entre ellos el de Mos. Aquí se prohíbe la venta de terreno de dominio público.

Asimismo, en dicho campo santo, una vez rematada la concesión de los nichos por 50 años y la prórroga de diez años, los beneficiarios tienen que retirar los restos del difunto a un columbario de cenizas o para el osario general.

El Concello aún tiene que estudiar cómo resolverán el respeto de los derechos adquiridos por los propietarios con concesiones a perpetuidad o por tiempo indefinido, y definir el acuerdo de venta entre particulares.

 

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PONTEVEDRA.