Vieja prisión de Lugo, 214
Quieren convertirla en un centro cultural. ARCHIVO

El Ayuntamiento de Lugo acordará en la Junta de Gobierno local de mañana el inicio de los trámites para expropiar a otros siete ayuntamientos del antiguo partido judicial su propiedad en una prisión compartida que se encuentra sin actividad desde hace doce años.

El propio alcalde lucense, José López Orozco, adelantó hoy estas intenciones en una rueda de prensa y avanzó que la tasación inicial que han realizado los técnicos municipales es de 1.505.614 euros por una superficie de 2.250 metros cuadrados.

En estos momentos, esta prisión comarcal no tiene ninguna utilidad

El mayor porcentaje de superficie corresponde al municipio capitalino con 770 metros cuadrados y el resto de ayuntamientos --Pol, Outeiro de Rei, Guntín, Friol, Castroverde, O Corgo y Castro de Rei-- disponen de 1729 metros cuadrados.

El Ayuntamiento de Lugo quiere rehabilitar este antiguo edificio para dedicarlo a infraestructura cultural, por lo que depositará el dinero para iniciar los trabajos, independientemente de las medidas que puedan adoptar el resto de municipios que aún tienen parte en la prisión.

Sin utilidad

En estos momentos, esta prisión comarcal no tiene ninguna utilidad, salvo un edificio anexo donde se encuentra la Policía Local, aunque el Gobierno local lucense quiere cambiarla de sede.

El alcalde de Friol, el popular Antonio Muiña, lamentó que el Ayuntamiento de Lugo no haya accedido a cederles un "pequeño local", que era el deseo de estos municipios, si bien se apresuró en anunciar que no harán de este asunto "una guerra".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LUGO.