El alcalde confía en cerrar el tema en 10 días. Abel Caballero se muestra muy confiado con el futuro Auditorio de la ciudad y ayer mismo señaló que en «en 10 días mantendremos una reunión definitiva, con lo que dentro de un mes podrían empezar las obras».

Los problemas derivan de un desacuerdo económico entre la empresa adjudicataria, Caixanova y Sacyr, y el arquitecto, César Portela. El alcalde dio ayer el tema por zanjado con «una rebaja de altura».

A pesar de las dificultades que hasta ahora ha presentado el proyecto, el Concello confía que se termine en plazo, en 2011.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VIGO