Salvada de morir ahogada
Una policía sujeta a la bebé a la que salvó de morir ahogada en Córdoba. POLICÍA NACIONAL

Dos agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Lucena-Cabra (Córdoba) han salvado a un bebé de 14 meses que se encontraba inconsciente y sin respiración prácticándole la maniobra de Heimlich y un masaje cardiaco, consiguiendo que recuperase poco a poco la respiración y continuase con vida hasta su traslado a un hospital.

Hacia las 18:00 horas del 18 de enero los agentes, que en ese momento patrullaban por Lucena (concretamente por la carretera de Cabra) fueron requeridos por los ocupantes de otro vehículo, que pedían auxilio.

Del coche se bajaron varias personas con un bebé inconsciente en sus brazos; la primera actuación de los policías fue dar el aviso a los servicios sanitarios, que se pusieron en camino.

El agente comprobó que la niña tenía los ojos cerrados y no reaccionaba a los estímulos, por lo que, tras verificar la ausencia de pulso y que no respiraba, comenzó a practicarle la maniobra de Heimlich ante la posibilidad de que se hubiera atragantado y tuviese las vías respiratorias obstruidas.

Tras colocar a la menor en posición de seguridad, el agente golpeó sobre las escápulas comprobando que empezaba a respirar levemente. En esta situación se mantuvo hasta la llegada de los servicios sanitarios, que estabilizaron a la pequeña hasta su traslado al centro hospitalario.

La Policía ha destacado que la actuación de los servicios policiales y sanitarios fue "rápida y efectiva", logrando salvar la vida del bebé, que tras pasar varias horas en el hospital, fue dado de alta en perfecto estado.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.