Navarra emitirá por primera vez este año bonos verdes y sociales, por valor de 50 millones, para "fomentar la transparencia y financiar el desarrollo sostenible". A este fin, el Ejecutivo foral ha nombrado hoy una comisión interdepartamental para elaborar su marco de emisión y seleccionar los proyectos acordes al mismo.

Esta emisión se realizará a través del Mercado de Bonos Sostenibles. Estos bonos abarcan tanto bonos verdes como sociales, y se dirigen a financiar actividades y proyectos relacionados con la sostenibilidad y la responsabilidad de la Administración Pública ante la sociedad.

Así lo ha explicado el consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, en la rueda de prensa posterior a la Sesión de Gobierno, en la que ha dicho que se "se trata de una oportunidad para vincular la política financiera con la estrategia de sostenibilidad".

"La emisión de estos bonos supone un doble compromiso por parte del Ejecutivo foral: por un lado, de transparencia, y por otro, de alinear las políticas públicas para financiar un desarrollo sostenible acorde con los 17 objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas y con el Plan de Acción de la Comisión Europea con ese mismo fin", ha expuesto.

Aranburu ha destacado que "Navarra se sitúa así en los puestos de cabeza en este tipo de gestión transparente y sostenible al ser la tercera comunidad del Estado, por detrás de Madrid y la Comunidad Autónoma Vasca, en emitir estos bonos". "Es además, la primera comunidad de un tamaño tan reducido que afronta este proyecto y lo hace con un capital de en torno a 50 millones de euros", ha dicho.

El Gobierno de Navarra ha indicado que, como cada año, ha solicitado "ya autorización para endeudamiento en 2019 por un valor máximo de 280 millones, de los cuales y por primera vez, aproximadamente 50 millones se destinarán a la emisión de Bonos Sostenibles".

CARACTERÍSTICAS

En su sesión de este miércoles, el Ejecutivo foral ha dado el primer paso nombrando una comisión interdepartamental que será la encargada de elaborar el marco de emisión de dichos bonos y seleccionar los proyectos acordes al mismo. Las directrices que deberán guiar la emisión de bonos verdes serán, entre otras: eficiencia energética; energías renovables; prevención y control de la contaminación; gestión sostenible del agua y de las aguas residuales o edificios ecológicos.

En cuanto a los bonos sociales, están dirigidos a vivienda accesible, generación de empleo vinculado a pymes, personas con bajos niveles de educación, refuerzo y avance socio-económico, acceso a servicios esenciales, grupos poblacionales vulnerables o seguridad alimenticia, entre otros objetivos.

A partir de ahora, la comisión interdepartamental nombrada hoy por el Gobierno se centrará en el desarrollo del marco de emisión de dichos bonos y en la concreción de los proyectos. Por su parte, el Departamento de Hacienda y Política Financiera trabajará para obtener las mejores condiciones de los mercados. El desembolso está previsto para el mes de abril.

Consulta aquí más noticias de Navarra.